• Regístrate
Estás leyendo: La final del Mundial
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 11:34 Hoy

El balón blanco y negro

La final del Mundial

Rubén Matturano

Publicidad
Publicidad

Croacia fue un equipo que jamás se dio por vencido, ejemplo de lucha, pero el triunfo no es para los mejores que luchan en el intento.... Si no los que dan resultados, concluyen las jugadas y que meten los goles. Al final es el triunfador, el número uno, el mejor del mundo es Francia.

Ahora desglosemos los parados de los equipos.

Croacia:

Con una mayor posesión de balón, con unas líneas compactas, una recuperación del balón muy rápida, pero no metían goles, hubo entrega, determinación, lucha, pero la terminación de la jugada no llegaba.

Francia:

Con una defensiva de zona y tratando de contragolpear esa era su idea, y tener espacios largos para Mbappé y Griezman, pero no les salían las cosas el portero Lloris, fue día y noche en el juego, paró estupendo pero le ganó la confianza y vino el error para el gol de Croacia, antes hubo para Francia un tiro de esquina y desafortunadamente para Croacia hubo un auto gol de Mandzukic, fue terrible para Croacia y un respiro de oxígeno para Francia. Croacia siguió atacando y por el lado izquierdo Perisic mete un golazo, el juego subió de volumen pero desafortunadamente este jugador fue a la marca en un tiro de esquina y brinco, abrió el brazo y tocó el balón con la mano, unos dicen que no fue penal, yo creo que sí lo fue y el árbitro fue al VAR a corroborar la acción, marco el penal, y Griezmann lo tiró con enorme tranquilidad para marcar gol.

En el segundo tiempo Croacia atacando y Francia defendiendo. Les Blues hicieron un ajuste en la mitad de la cancha, salió Kanté y pusieron a un contención más alto y fuerte N’Zonzi, y así Pogba jugó más a la ofensiva, les dio resultado, vino el gol a los 59 minutos en un disparo colocado.

Croacia empujó y tuvo respuesta al meter un gol, por su tenacidad de atacar, viene el error del portero francés y el acierto de Mandzukic pero nuevamente viene la genialidad y la velocidad de Mbappé que marcó el gol que mató a los croatas.

Estamos viendo el nacimiento de una estrella que ojalá no pierda piso; solamente tiene 19 años.

Gracias Croacia por enseñarnos que se pueden hacer grandes cosas, con disciplina y con amor a tu país.

Gracias Francia por habernos deleitado con tu futbol.

Felicidades a los dos.

Hasta pronto.

Twitter: @Profematturano

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.