• Regístrate
Estás leyendo: C7 o SJRTV, ¿en refundación?
Comparte esta noticia

Apuntes

C7 o SJRTV, ¿en refundación?

Rubén Alonso

Publicidad
Publicidad

El pasado 4 de enero, Omar García, periodista, de esos que para Jalisco son imprescindibles y de quienes queremos haya cientos, lanzó vía Twitter una pregunta más que pertinente: “¿Alguien sabe qué pasó con C7 Jalisco? Ni redes sociales ni página de internet activa.” (Ver: http://bit.ly/2Vxh3M0).

El Sistema Jalisciense de Radio y Televisión (SJRTV), conocido como C7, a un mes del cambio en el Poder Ejecutivo, muestra impasse, pero con relativa parálisis y más preguntas sobre este bien público de los jaliscienses (primero como permiso, ahora como concesión), para ejercer su derecho a la información.

De manera extraoficial el SJRTV tiene un encargado de despacho en tanto el Gobernador designa a un Director General; personal de primer nivel ya no está, se desconoce qué ha hecho al respecto la Junta de Gobierno, se desconoce si el Consejo Consultivo ha sesionado; el sitio de internet oficial de C7 está inactivo, sus redes sociales (Twitter, Facebook y YouTube), prácticamente paralizados (Twitter, desde el 7 de diciembre de 2018, ¡sólo publica frases motivacionales!); el acceso a Información Fundamental, no actualizada, sólo es accesible a través del Sitio de Transparencia del Poder Ejecutivo).

El asunto de fondo no es quien será el Director General del SJRTV, aunque sí es una muestra de lo que se quiere con ese bien público. La atención, estimo, debe comenzar en clarificar qué se quiere con el Sistema, luego, dotarlo de los recursos materiales y humanos para ello.

En el Congreso del Estado está en el “limbo legislativo” una reforma a la Ley Orgánica del SJRTV, la cual debe ser retomada: replantear su autonomía, garantizar que sea un medio público de Estado, no de Gobierno.

El SJRTV, por otra parte, debe afrontar el rezago tecnológico en que se encuentra y que requerirá una inversión millonaria. De no atender dicho rezago, entrará en una ruta de desaparición. Su presupuesto se duplicó en la Administración 2013-2018, pero no se notó. Es apremiante una Auditoría, rendición de cuentas en ese rubro.

El SJRTV requiere una “refundación”. No puede ser tratado, administrado, bajo una lógica y contexto de sus orígenes; esto ha cambiado, y bastante. Bajo los principios de derecho a la información, derecho a la radiodifusión, derechos de las audiencias, derecho a las tecnologías de la información y comunicación, es apremiante “refundar” el SJRT, pero de manera abierta, transparente, con un amplio debate social.


@jrubenalonsog



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.