• Regístrate
Estás leyendo: Luis deja atrás el mito de que todas las víctimas de trata son mujeres
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 14:41 Hoy

Columna de Rosi Orozco

Luis deja atrás el mito de que todas las víctimas de trata son mujeres

Rosi Orozco

Publicidad
Publicidad

Luis tenía 14 años y era un apasionado del canto. En su ciudad natal, Tampico, Tamaulipas, soñaba con escenarios llenos. Su vocación era de tal tamaño que, pese a su corta edad, ya había sido parte de un musical organizado por Viva Voz Estudio y Televisa del Golfo, lo que lo puso en la vista de un productor de 42 años que le prometió hacer realidad sus sueños.

La invitación embonaba perfecto con las aspiraciones de Luis: él necesitaba un mentor y el productor, dijo, necesitaba una estrella. Cuando la madre de Luis debió irse a vivir a Monterrey, tras haber sido secuestrada, el productor musical ofreció hacerse cargo del adolescente, de sus estudios de preparatoria y hasta sus gastos. Siempre dijo que lo hacía porque veía al chico como si fuera el hijo que no tenía.

La familia aceptó con la esperanza de ver crecer la carrera de Luis, quien comenzó a cantar en plazas, fiestas privadas y actos culturales. Pero detrás del telón la vida del joven empezaba a estar vigilada por el productor.

El control que ejercía aquel hombre sobre Luis se desbordó cuando encontró en el celular de su pupilo varios mensajes y llamadas de una chica con la que tenía relación. En un arrebato de celos, amenazó a la muchacha para que se alejara y a Luis con denunciar a su mamá por robo y meterla a la cárcel. El miedo y la impotencia paralizan a Luis y se convierte en la víctima perfecta para explotar sus debilidades.

Al principio, fotografiaba solo algunas partes de su cuerpo y publicaba las imágenes en una página con el nombre de Luis y otros datos personales.

Cuando ofrecer sus fotografías a desconocidos no fue suficiente, el productor comenzó a abusar sexualmente del “hijo que nunca tuvo”.

Luego, puso a la venta la totalidad del cuerpo y la dignidad del joven. Innumerables pederastas compraron servicios sexuales del niño Luis, a quien el productor le decía que con ese dinero se pagaría la creación de su primer disco y el impulso de su carrera artística.

Las amenazas se hicieron más duras: si no consentía, iba a destruir a su familia, su carrera como cantante y sería odiado por todo el gremio.

Antes de cumplir 18 años, Luis no aguanta más, se llena de valor y huye. De su determinación nació una oportunidad para seguir sus sueños, sin la sombra siniestra de su victimario: formó parte del reality show La Voz México 2014, como parte del equipo de la cantante Yuri, y por recomendación de ella me contacta. En 2017 comenzamos a apoyarlo.

Gracias a eso, a los pocos días Luis entabló una denuncia formal. Lo hizo con miedo, porque el productor seguía acosándolo y amedrentándolo a través de las redes sociales.

Continuamente intentaba convencerlo de que nadie le iba a ayudar, que estaba solo y que el abuso sucedió solo en su mente.

En la batalla entre el gran productor y el niño que soñaba con ser estrella el gran productor siempre ganaría, le repetía. Para demostrarle su aparente poder, lo espiaba, le tomaba fotos y las publicaba, al igual que fotos pasadas donde Luis aparecía desnudo. Incluso, creó una página falsa de Facebook, publicó sus fotos con su nombre en páginas pornográficas estadunidenses.

Sin embargo, Goliat sucumbió ante David. El mes pasado, el productor fue detenido por las autoridades en la central de camiones de Tampico y hoy se encuentra en el penal de Altamira esperando una larga sentencia por sus delitos.

Mientras avanza el proceso, Luis tuvo que salir de Tampico por seguridad y para empezar a sanar las secuelas psicológicas y emocionales.

Su lucha por reconstruirse deja atrás el mito de que las víctimas de trata son solamente mujeres. La creciente cifra de varones víctimas ha dado pie en México al primer refugio de niños de América, con casos indignantes.

México, sin lugar a dudas, es destacado en el mundo por su modelo exitoso de reintegración de víctimas de trata de personas, gracias al cual Luis tiene hoy en sus manos una #HojaEnBlanco para empezar a escribir una nueva historia. No soltaremos su mano hasta que no sea totalmente autosuficiente.

Cabe destacar la labor del actual gobernador de Tamaulipas de cerrar los giros negros y perseguir la delincuencia. Gracias a su disposición y trabajo, y el de las autoridades a su cargo, el victimario de Luis fue investigado, perseguido, detenido y judicializado. Urgen funcionarios públicos comprometidos con la dignidad y la libertad humana.

Sobre todo hoy, en esta época electoral, resulta esencial y urgente que las y los candidatos a gobernadores se comprometan a combatir este delito, que a muy pocos les importa.

México, con la publicación de la Ley General Para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, se sitúa a la vanguardia en el contexto internacional en materia de derechos humanos, especialmente de mujeres, niños, niñas y adolescentes.

Esta ley exige atender las necesidades específicas de las víctimas, les reconoce nuevos derechos y brinda una visión más integral sobre la reparación del daño, medidas integrales de protección, oportunidades reales de reintegración social para lograr un verdadero empoderamiento de la víctima y su familia.

Además, esta ley abarca no solamente el delito de trata de personas como tal, sino las diversas formas anexas de explotación (Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus Protocolos).

También incluye apartados interesantes sobre principios de actuación e interpretación de la ley general a la luz de la perspectiva de género y los derechos humanos.

Prevé metodología y metas de investigación de los delitos en materia de trata de personas, a través de los cuales se busca la profesionalización del servicio y sobre todo la actuación con la debida diligencia.

La ley ha sido un esfuerzo exhaustivo que atiende las recomendaciones al Estado mexicano derivadas de las sentencias de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos y los mecanismos de seguimiento de las convenciones de CEDAW y Belem Do Pará.

Por una nueva vida para Luis y para miles de víctimas en el país, da gusto decirlo en voz alta: por primera vez en México, la esclavitud, la servidumbre, la explotación sexual ajena, los matrimonios forzados y la explotación laboral están sancionados como formas de explotación desde la óptica de los derechos humanos, por ello es vital que candidat@s firmen #CompromisosVsTrata.

Usaremos las redes sociales y los micrófonos para llegar hasta los oídos de las y los candidatos a puestos de elección popular para que se comprometan a una estrategia integral contra este delito que avergüenza a la humanidad.

A partir del 10 de mayo tendremos mesas de discusión en medios de comunicación con candidatos, influencers, periodistas y expertos en la materia.

Hoy, Luis tiene 22 años, está construyendo nuevas oportunidades laborales y confía en un futuro esperanzador. La oscuridad en la que lo sumió aquel productor, hoy encarcelado, no ha logrado apagar sus sueños de escenarios llenos y aplausos ensordecedores. Dentro de Luis sigue esa luz de adolescente que sabe que tarde o temprano tendrá un público rendido ante su voz valiente.

En estos tiempos, si la mitad del país le diera la mano a la otra mitad que está totalmente vulnerable, México sería otro.

Apoyemos esta causa a través de www.comisionunidos.org.

Todos podemos denunciar trata de personas de manera anónima al 018005533000 o en unidoshacemosladiferencia.com.

*Presidenta de la Comisión Unidos contra la Trata

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.