• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué lógica tendría todo esto?
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 22:36 Hoy

Política Irremediable

¿Qué lógica tendría todo esto?

Román Revueltas Retes

Publicidad
Publicidad

Si me cruzo con alguien que denuncia haber sido perseguido por los esbirros de un régimen dictatorial —apresado, despojado de sus derechos, juzgado arbitrariamente— lo más probable es que no sólo le crea todo lo que me dice sino que me sienta totalmente identificado con su causa. Ahora mismo, aunque a las muy democráticas naciones latinoamericanas no parezca preocuparles en lo más mínimo, Venezuela encarcela a sus opositores políticos, suprime las libertades de los ciudadanos y censura a la prensa. Y la reacción natural de cualquier hombre libre, más allá de sus posibles intereses e ideologías, es resistirse, por principio, al avasallador y abusivo poder de las tiranías.

Justamente, en este país ya hemos padecido los excesos del autoritarismo y tenemos nuestra cuota de mártires caídos en los movimientos sociales aunque, con perdón, nunca ha habido aquí un sistema ni lejanamente parecido al de esas sanguinarias dictaduras suramericanas que, ahí sí, exterminaron sistemáticamente a miles de ciudadanos. Hoy, sin embargo, no se puede decir, de ninguna manera, que estemos avasallados por un régimen autoritario. El Estado mexicano peca de omisión: consiente corruptelas, tiene un aparato de justicia escandalosamente ineficiente, mantiene descuidados a amplios sectores de la población y se sirve de una burocracia tan ineficiente como estorbosa. Pero, lo digo y lo repito, no persigue, no reprime y no asesina deliberadamente a los opositores por las creencias que estos puedan tener.

Desafortunadamente, no todos los mexicanos comparten esta apreciación de las cosas: los hay que, resistiéndose a reconocer los innegables logros de nuestro (muy imperfecto) sistema democrático, lanzan acusaciones tremendas y denuncian durezas desmedidas como si enfrente no tuviéramos, después de todo, a unos gobernantes que hemos elegido en las urnas, mal que bien, sino a un régimen "genocida" y "opresor" que, miren ustedes, consiente, por alguna extrañísima razón, que lo critiquemos abiertamente en todo lugar y en todo momento. Y ahora, estos gobernantes habrían, quién sabe por qué y para qué, montado una trama para esconder a 43 estudiantes, inventar una historia esperpéntica y pagar el altísimo precio de aparecer ante el mundo como unos sátrapas bárbaros. De la lógica y la razón ni hablemos...

revueltas@mac.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.