• Regístrate
Estás leyendo: Cría cuervos, y…
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 19:12 Hoy

Política Irremediable

Cría cuervos, y…

Román Revueltas Retes

Publicidad
Publicidad

Me escribe un lector, un ingeniero que trabajó para la Comisión Federal de Electricidad mientras se construían varios parques eólicos en la zona del istmo de Tehuantepec, en Oaxaca. Me dice, textualmente, “que no son certeros quienes dicen que [los parques] no han dejado beneficios a la comunidad. Ha habido mucho dinero volcado en el tema de inversión social pero sobre todo en pagos por derechos a los dueños de la tierra donde se han instalado (ya sea por compra-venta, renta […]). Es quizá este último punto el que prende las alarmas a los mismos de siempre. Terrenos dedicados al cultivo del maíz ‘como siempre’ o a la cría de chivas, mantienen el status quo y con ello los cacicazgos y sometimientos típicos de la zona. Por eso la defensa de la tradicional ‘forma de vida’. En eso reside el ‘choque’ entre los jóvenes de la comunidades y la gente mayor”.

Es la apreciación personal de alguien que estuvo en el terreno, desde luego, pero sus observaciones se derivan, justamente, de su experiencia directa de las cosas y creo que sí podrían servir de punto de partida para una afirmación más generalizada sobre las resistencias al cambio que tienen lugar en este país: la cerrada oposición a muchos proyectos y transformaciones resulta, en muchos casos, de meros intereses particulares o corporativos.

Y, bueno, los intentos de modernización que han emprendido los Gobiernos que hemos tenido en los últimos años han chocado directamente con los monstruos creados por el antiguo régimen (el término “monstruos” me permito emplearlo para describir a creaturas, como la que fabricó el doctor Frankenstein, que se pronto se vuelven totalmente incontrolables, aparte de nocivas), esos mexicanos que, a cambio de votar dócilmente por el partido oficial, se beneficiaban del paternalismo y las políticas clientelares del sistema. Hoy día, afrontando la perspectiva de perder sus prebendas, se disfrazan de guardianes de la primigenia pureza del “pueblo bueno”. Por cierto, las pérdidas económicas debidas a los bloqueos de la CNTE ya sobrepasan los cuatro mil millones de pesos. Los afectados, ¿no tienen voz, no tienen derechos?

revueltas@mac.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.