• Regístrate
Estás leyendo: NFL: diez millones de aficionados mexicanos
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 00:18 Hoy

Deporte al portador

NFL: diez millones de aficionados mexicanos

Román Revueltas Retes

Publicidad
Publicidad

En algún momento, la afición de algunos mexicanos al futbol americano —ese deporte que nuestros vecinos llaman simplemente football mientras que, para referirse al futbol del resto del planeta, usan el término soccer— me exasperaba enormemente. Me parecía una muestra de indigno sometimiento cultural, algo así como una forma de servilismo. Me tomó años deshacerme de ese prejuicio que, encima, ni siquiera era justificable —considerando que alguno lo fuere ya que las ideas preconcebidas acerca de los demás, no sometidas a la reflexión ni a una crítica objetiva, son por lo general muy poco legítimas— porque, digo, ¿qué diferencia puede haber entre un fanático local de los Patriots o de los Steelers o de los Packers y otro, como yo, que es seguidor del Real Madrid o, más al norte, del Arsenal? Estamos hablado, en ambos casos, de equipos de fuera que, en principio, no debieran interesarnos porque aquí en casa tenemos los nuestros. Sin embargo, esa fascinación de los aficionados por los grandes clubes del planeta es un fenómeno prácticamente universal desde casi el comienzo de las competiciones: después de todo, ¿no es Alfredo Di Stéfano una figura reverenciada por argentinos, mexicanos y españoles por igual? Y, estamos hablando de los años 50 del siglo pasado, cuando no había siquiera trasmisiones televisivas directas de los partidos ni mucho menos. Es entendible, luego entonces, que en México haya seguidores de la NFL. Son diez millones, al parecer, en estos momentos. Y, bueno, el futbol americano se ha jugado siempre en la UNAM y en el Poli.

Naturalmente, el futbol de nosotros lo sentimos como algo más propio. Vamos, el Tri es casi un símbolo de la identidad nacional. ¿Lo inventamos nosotros, el balompié? No, surgió a principios del siglo XIX, en las escuelas públicas británicas. Pero, lo hemos adoptado como una auténtica tradición mexicana y cada fin de semana seguimos fervorosamente los juegos de la Liga MX. Lo mismo ocurre en el resto del mundo. Es el deporte universal por antonomasia.

Me he encontrado, sin embargo, con gente a la que no le interesa el mentado soccer. En el noroeste del país, es muy popular el baseball, otro artículo de importación y, de la misma manera, tengo amigos a los cuales les tienen totalmente sin cuidado los resultados de un Chivas-Águilas pero que no se pierden los juegos de la NFL. Es más, denigran el soccer como un deporte demasiado rudimentario en comparación con el futbol americano.

Pues, ya podrán disfrutar un juego, hoy, de la temporada regular. Aquí, en casa.

revueltas@mac.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.