• Regístrate
Estás leyendo: La otra Champions (tres títulos seguidos también)
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 14:02 Hoy

Deporte al portador

La otra Champions (tres títulos seguidos también)

Román Revueltas Retes

Publicidad
Publicidad

Se llama Amandine Henry. No sabemos nada de ella aquí porque juega en la División 1 del Campeonato Francés de Futbol Femenino. Pues bien, metió un golazo de antología, el pasado jueves, en la gran final de la Champions League femenina en el estadio Dynamo Lobanovski de Kiev.

Se enfrentaron el Olímpico de Lyon y el Wolfburg alemán, en un encuentro muy cerrado que tuvo que irse a los tiempos complementarios luego de terminar sin goles los primeros 90 minutos (nada de resolver precipitadamente el marcador recurriendo a la tanda de penaltis: las mujeres, en el futbol, se someten a las mismas durezas que los machos certificados).

Pernille Harder, del equipo teutón, anotó al mero comienzo de esos minutos de prolongación. Pero, la igualada llego cinco minutos más tarde, con un tiro cruzado de la antedicha Amandine que, creo yo, ya quisiera haberlo anotado cualquiera de los jugadores de nuestra Liga MX. Y fue luego de recibir un balón a media altura, de dominarlo y de colocarse para lanzar tamaño trallazo. Un auténtico portento, vamos.

Las alemanas –ya tocadas por la expulsión de Alexandra Popp en el 95’— no pudieron reaccionar: Eugénie Le Sommer y Ada Hegerberg, del equipo francés, metieron otros dos goles (99’ y 103’). Faltaba el remate, con otro golazo que coronó brillantemente la carrera de Camille Abily, la jugadora con mejor palmarés en la Liga francesa (se retira, a los 33 años de edad).

Vale la pena hablar de esto, señoras y señores, porque nuestra atención está dirigida mayormente al futbol masculino y esto no es justo, vista la inmensa calidad de las futbolistas y la espectacularidad de su juego, por no hablar de que prácticamente no fingen faltas (las verdaderas nenas son esos mocetones que se desploman en cuanto sienten que el contrario les soltó un soplido en el lomo y que se revuelcan en el suelo como si los estuvieran electrocutando luego de recibir una patadita), no son ni lejanamente tan marrulleras, no impugnan casi las decisiones del árbitro y son mucho menos violentas.

Reconozcamos la jerarquía de las mejores: el Olympique Lyonnais femenino era, hasta el viernes, el único equipo en haber ganado tres Champions de manera consecutiva. Ese récord ya lo iguala el Real Madrid desde este último sábado pero estamos hablando de una marca que no había merecido casi la atención de los aficionados al balompié. Ah, y lleva ganados cinco trofeos el equipo francés.

Es cuestión de tiempo, muy seguramente: dentro de algunos años, llenarán estadios, serán famosísimas y… ganarán mucho dinero también.

revueltas@mac.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.