• Regístrate
Estás leyendo: ¿Cambiarán las cosas con un nuevo Director Deportivo en Chivas?
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 02:46 Hoy

Deporte al portador

¿Cambiarán las cosas con un nuevo Director Deportivo en Chivas?

Román Revueltas Retes

Publicidad
Publicidad

Podemos decir muchas cosas de Chivas: que es un equipo grande, un conjunto histórico, un club emblemático, una seña de identidad de los jaliscienses, un embajador del futbol mexicano, en fin, añadan ustedes, estimados lectores, sus muy personales apreciaciones. Ha ocurrido, sin embargo, que ese club Guadalajara, seguido por millones y millones de aficionados a lo largo y ancho del país, ha caído hasta el… penúltimo lugar en la tabla de clasificación del actual torneo Clausura. No es, digamos, una posición nada honrosa, ni mucho menos, para un club que alardea de títulos, que evoca glorias pasadas y que se enorgullece de su historia. Es, más bien, una verdadera vergüenza, con el perdón de los seguidores y con el permiso de mí mismo, que soy aficionado chiva.

Y, miren ustedes, no sabemos qué es lo que ha pasado. Esto, lo del futbol mexicano, es algo muy extraño. Cruz Azul, otro “histórico” —o, por lo menos, grande de pretensiones— hace años que no levanta cabeza y no hay tampoco manera de que podamos dilucidar si la culpa la tiene la directiva, si los grandísimos responsables son los jugadores —por indolentes, haraganes, irresponsables, apáticos, distraídos, descuidados y desmotivados (¡sí, arremetamos contra ellos, sin tener ni maldita idea de lo que ocurre en la cancha ni de lo que acontece en el vestidor)—, si hay una suerte de maldición debida al estadio Azul (pues, también, dejémonos llevar por supersticiones y comencemos a creer en maleficios y brujerías) o si, de plano, el tal grande ha dejado pura y simplemente de ser tan colosal como hemos creído y, a día de hoy, es meramente un equipo del montón.

Guadalajara no comparte la misma situación ni mucho menos. Vamos, conquistó un campeonato apenas anteayer y, ahora mismo, aspira a avasallar en la Champions de la Concacaf y aparecerse en el Mundial de clubes al final de la temporada. Pero, caramba, ¿el… penúltimo lugar? Y, ¿con un estadio tan moderno y tan precioso? ¿Y, con un tipo como Vergara, exitoso y bien plantado?

Eso no puede ser, tan sencillo como eso. Y, bueno, en espera de que quien pague ya de una buena vez los platos rotos sea Matías Almeida —algunos comentaristas llegaron a decir, en su momento, que era el mejor director técnico de la Liga MX— por el momento llega Francisco Gabriel de Anda como Director Deportivo. Almeida, qué caray, ya había soltado que no hacía falta esa figura en el club. O sea, que tendrá lugar, para abrir boca, un duelo de machos alfa en Chivas. Ya luego veremos qué pasa. Suerte, Paco.

revueltas@mac.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.