• Regístrate
Estás leyendo: Repudio universitario a la Reforma “Educativa”
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 19:19 Hoy

Columna de Román Munguía Huato

Repudio universitario a la Reforma “Educativa”

Román Munguía Huato

Publicidad
Publicidad

A la memoria de Cristina Gastellum. A Issa y Mariana, sus hijas.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. La fotografía es muy elocuente: está Aurelio Nuño Mayer, titular de la SEP, acompañado por Tonatiuh Bravo Padilla, rector general de la Universidad de Guadalajara [UdeG], y otras autoridades de esta institución; y gobernador de Jalisco incluido. El lunes, Nuño Mayer en Guadalajara [re] inauguró el Centro Universitario en Tonalá; mencionó que entregaría 80 millones de pesos para ampliar este centro y añadió demagógicamente: "La reforma educativa es la solución para llevar a cabo el cambio en todo el país, romper con la desigualdad". Cínicamente afirmó: "La reforma no es para afectar sino para apoyar a maestros". En otro evento realizado en el Estadio Panamericano de Voleibol, cuando Nuño Mayer estaba por dar discurso, tres maestros irrumpieron gritándole ¡Asesino!, y consignas contra de la Reforma "Educativa".

"El que se mueve no sale en la foto", decía con cinismo el charro mayor Fidel Velázquez. En México hay de autoridades universitarias a autoridades universitarias. Hay autoridades universitarias que no se mueven y guardan mutis con tal de salir en la foto: ningún pronunciamiento público respecto a los graves problemas nacionales. Salir en la foto significa dinero y ascensos políticos. Existen algunas autoridades que siempre han mostrado sin vergüenza su subordinación lacayuna al régimen político en turno; como es el caso, precisamente, desde hace muchas décadas, de las de la UdeG hacia el Poder Ejecutivo y su gabinete. La historia es larga y el ejemplo más ominoso sucedió en 1968 cuando el movimiento estudiantil sostenía una lucha histórica por la democratización del país y se enfrentaba a las hordas militares del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz. En aquellos tiempos el cacicazgo imperante en la UdeG, con la Federación de Estudiantes de Guadalajara [FEG], obedecía abyectamente al gobierno federal guardando silencio y reprimiendo a estudiantes del movimiento y sus simpatizantes locales. Premios hubo muchos, en metálico y también políticos [diputaciones, etcétera]. Igualmente sucede con el actual cacicazgo encabezado por el ex rector Raúl Padilla López. Este cacicazgo, entre otras cosas, también se sostiene gracias al apoyo cómplice del Estado y de los gobiernos centrales en turno. Eso explica que el actual rector general de la UdeG no emita ningún pronunciamiento crítico de lo que acontece con la represión gubernamental sobre el movimiento magisterial en lucha de resistencia democrática antineoliberal. El grupo de poder universitario autoritario sigue hundiendo académicamente a esta institución aplicando las consignas neoliberales, además de una profunda corrupción para fines lucrativos y simulación académica. A diferencia de otros rectores de instituciones universitarias que dignamente defienden la educación pública y la lucha magisterial de la CNTE, hay rectores mudos, sordos y ciegos ante la embestida criminal del gobierno de Peña Nieto. Aurelio Nuño Mayer, incluido Miguel Osorio Chong, son funestos para la cosa pública educativa. El repudio nacional de cientos de miles de maestros de la CNTE y de la SNTE a la Reforma "Educativa" es manifiesto, incluido el de estudiantes y maestros universitarios. En la UdeG muchos maestros y estudiantes nos pronunciamos en contra de tal reforma y repudiamos enérgicamente las acciones criminales como el de la matanza en Nochixtlán, Oaxaca; inaceptable y aberrante de un gobierno que se dice democrático.

La Asamblea Estudiantil de la UdeG, se manifiesta así: "Como estudiantes de esta Universidad, creemos necesario fijar postura ante estos hechos, debido al contexto de abierta represión y linchamiento mediático en contra del magisterio nacional ¿Por qué fue invitado Aurelio Nuño a inaugurar un centro universitario? ¿Cuál es la postura del grupo que controla la Universidad ante los asesinatos del pasado 19 de junio en Nochixtlán, Oaxaca, así como de los múltiples actos de hostigamiento y criminalización contra el profesorado? Mientras existen rectores como el Doctor Hugo Aboites, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), quien expresa constantemente su rechazo a la política represiva del gobierno federal, otorgando el nombramiento de visitantes distinguidos a las y los profesores que desde sus comunidades se han trasladado a la capital para continuar con la defensa de la educación pública y sus derechos laborales, y convirtiéndose en una de tantas voces que solicitan un verdadero diálogo para discutir la reforma educativa, hay otros que no sólo guardan silencio, sino que se colocan de forma clara y abierta del lado de quienes por medio del garrote pretenden imponer una reforma... Parece ser que el papel que las autoridades de la Universidad de Guadalajara han decidido jugar no dista mucho del que desempeñaron durante el movimiento estudiantil del 68... Estamos convencidos de que esta posición no es casual, las autoridades de nuestra Universidad son parte activa del proceso de mercantilización educativa y de desmantelamiento y/o degradación de la educación pública. La prioritaria atención que tienen las empresas parauniversitarias al momento de la repartición de recursos, junto con la imposición de reformas curriculares, las modificaciones a los planes de estudio, y el cobro de cuotas cada vez mayores son reflejos de esto. Manifestamos nuestro total apoyo al magisterio nacional en lucha, así como la exigencia del cese a la represión, de la libertad de los presos políticos, y de la abrogación de la reforma laboral-administrativa que falsamente presentan como la solución al profundo problema educativo que existe en el país". Voces dignas universitarias y pensamiento crítico en acción.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.