• Regístrate
Estás leyendo: Ignacio Ramírez, El Nigromante
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 06:42 Hoy

Tiempo vivido

Ignacio Ramírez, El Nigromante

Rodolfo Esparza Cárdenas

Publicidad
Publicidad

El próximo 22 de junio se cumplirán 200 años del nacimiento, en San Miguel el Grande hoy de Allende, Guanajuato, Juan Ignacio Paulino Ramírez Calzada, mejor conocido como El Nigromante; el hombre poseedor de una de las mentes más brillantes de la historia de México, cuyo desempeño dio profundidad a la época de las reformas liberales del Siglo XIX. 


El Nigromante es uno de los fundadores de la cultura mexicana moderna. Sus obras completas requirieron para la publicación de siete tomos: escritor, abogado, pintor, político, orador, periodista, parlamentario, polemista, reformador, maestro, conferencista, académico, juez, geógrafo, historiador, investigador del México antiguo, poeta, filólogo dramaturgo, ensayista, pero sobre todo ideólogo fundamental junto con el Doctor José María Luis Mora, del liberalismo mexicano, artífice del Estado laico y destacado masón.


Crítico permanente de los gobiernos conservadores, centralistas y de la Iglesia, también lo fue respecto a los gobiernos liberales, conducta que puesta de manifiesto en la serie de periódicos que fundó, le valió varias veces la cárcel, sin que ello afectara sus ideales y su actuación a favor de las causas populares. En sus escritos periodísticos, en su obra legislativa, en sus discursos es posible encontrar temas que hoy en día por su tratamiento tendrían actualidad; fue un visionario que se adelantó en alertar de vicios que ya en su época existían y siguen estando presentes en el México de hoy.


Veamos lo que escribió en 1856: “¿Qué de todos los millones de mexicanos que habitamos este país no habrá algunos miles de ciudadanos que no pertenezcan al gabinete o a algún partido político que puedan llevar las riendas de la nación con mayor eficacia? ¿No habrá algún ciudadano que nos pueda representar a todos por igual y que no pertenezca a alguna facción política? Seguro la respuesta es afirmativa. ¿Es tan difícil para nuestros gobernantes el entender las necesidades de sus ciudadanos? ¿Por qué siempre el pueblo queda insatisfecho con sus gobernantes y con las leyes que le obsequian sus representantes populares? Por una sencilla razón porque el plebiscito y el referéndum popular no están contemplados en nuestra constitución como una forma simple de resolver nuestra problemática social”. Clarísimo, no. 


r_esparzac@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.