• Regístrate
Estás leyendo: Heridas dela elección
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 09:33 Hoy

Tiempo vivido

Heridas dela elección

Rodolfo Esparza Cárdenas

Publicidad
Publicidad

Reflexiones sobre el debacle del PRI, en la pasada elección, nos hacen encontrar razones muy antiguas que iniciaron a poco tiempo de fundado el PNR, hace 89 años, acciones que contradijeron la Declaración de Principios del partido recién fundado. Estamos claros que progresivamente a través de los distintos gobiernos durante los primeros veinte años después de fundado el PNR, transformado en PRM y PRI, pero especialmente a partir del gobierno de Salinas y sobre todo del de Peña Nieto, dichos principios fueron siendo desfigurados en su esencia y alcance. Veamos ejemplos de ello. En su segunda declaración del PNR estableció que para lograr la emancipación de los trabajadores de las ciudades y del campo eran fundamentales los preceptos contenidos en los artículos 27 y 123 de la Constitución, -hoy hechos trizas a favor del patrón y el extranjero-, hasta que construyeran una conquista real y efectiva cuidando que las leyes reglamentarias no desvirtuaran el espíritu altamente nacionalista y humano de la doctrina. En la Tercera, decía que el constante e indeclinable sostenimiento de la soberanía nacional debía ser la base de la política internacional de México.


Referente a la industria. El desarrollo de la gran y pequeña industria contribuiría al engrandecimiento de México. Para esto debería procurarse que la instalación de las grandes industrias no llevara aparejado el establecimiento de una fuerte corriente de valores hacia el extranjero, pues en ese caso los beneficios serían de momento, dejando a la postre la explotación industrial un saldo contrario al interés del país. Esto se presentaría cuando se tratase de capitales extranjeros para llevar a cabo la explotación de hombres y recursos naturales sacando del país los rendimientos de la inversión desequilibrando nuestra balanza económica y enriqueciendo a otros países a expensas del nuestro…


He aquí esencia del nacionalismo revolucionario, hoy abandonado. Se trataba que la inversión respetara los derechos laborales y se tradujeran en salarios y prestaciones para una vida digna. 


Se trataba que la soberanía no se perdiera, cuando los capitales extranjeros impusieran sus condiciones ante la complacencia del Estado Mexicano. Los neoliberales propiciaron exactamente todo lo contrario. De ahí la hecatombe vivida. ¿O no? 



r_esparzac@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.