• Regístrate
Estás leyendo: El crimen de las pensiones
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 05:48 Hoy

Tiempo vivido

El crimen de las pensiones

Rodolfo Esparza Cárdenas

Publicidad
Publicidad

Un efecto de las políticas neoliberales y la globalización impuestas por los grandes organismos financieros, es el aumento en los límites de edad para las jubilaciones y la tendencia a la baja en las pensiones de los jubilados. Como hemos visto en países donde estas políticas tienen más tiempo funcionando, son mayormente frecuentes las protestas de los jubilados. En México ya teniendo constancia de las inconformidades por la aplicación de esas políticas injustas, se han estado haciendo modificaciones al artículo 123 y consecuentemente a las leyes del Seguro Social y del ISSSTE, para cumplir con los compromisos ante esos organismos a los que estamos esclavizados, por decisión de los gobiernos que piensan más en las élites nacionales e internacionales que en los ciudadanos de sus respectivas naciones.


A pocos días de terminarse las campañas para la Presidencia de México, los candidatos de pronto han arreciado las propuestas señuelo, que tienen que ver con las personas de la tercera edad, ofreciendo paliativos en efectivo, pero ninguno ha ofrecido la revisión de las ley para revertir las disposiciones legales que tienen en esas condiciones de precariedad en el momento de su vida en que se necesita de mayores ingresos para enfrentar no digamos lo mínimo para una vida digna, sino las urgencias médicas que por deterioro natural se presentan a esa población, quienes aún teniendo IMSS o ISSSTE, por los malos servicios tienen que recurrir a la medicina privada o morirse, más los que no tienen seguridad social.


Cuando esos servicios de salud y pensiones se han descentralizado, como en caso de los trabajadores de la educación Sección 38 y del estado de Coahuila; las cosas están en verdadera crisis desde hace casi cincuenta años sin que se decidan a corregir de fondo el problema. Al contrario los gobiernos fortalecieron la injerencia del SNTE, cuyos líderes de vivir cuando mucho en casas de interés social, pasaron después de su gestión a tener ranchos y casas en fraccionamientos exclusivos con la complacencia y a los ojos del gobierno. Claro esto es un asunto de corrupción galopante, pero propiciada por leyes que escatiman los derechos de los jubilados a quienes el Estado Mexicano los tiene condenados con categoría de parias. Igual el ISSSTE que limitó su pensión a 10 salarios mínimos. 


r_esparzac@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.