• Regístrate
Estás leyendo: Elecciones Coahuila: la guerra sucia IV
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 07:11 Hoy

Imaginario social

Elecciones Coahuila: la guerra sucia IV

Roberto López Franco

Publicidad
Publicidad

La guerra sucia sigue en este proceso electoral Coahuila 2017, ha llegado a niveles exasperantes que se manifiestan en una abierta oposición a hablar o dialogar sobre el tema de las elecciones para gobernador y de los candidatos y la candidata. Hartazgo porque la ciudadanía señala que no hay propuestas y sólo han hablado de los errores que cada uno de los candidatos ha cometido, en particular el PRI de Miguel Riquelme y el PAN de Guillermo Anaya.

Javier Guerrero por su parte se ha mantenido al margen de esta guerra sucia, ha sido cuestionado pero no a los niveles en que se han enfrasco las coaliciones punteras. Hay que señalar que Guerrero ha guardado las formas y lo hace porque tiene una fuerte presencia en el PRI Coahuilense y que, en caso de un voto dividido en la estructura priista, el beneficiado puede ser él. El voto de la estructura ha sido tradicionalmente fiel, pero hoy más que nunca se percibe una ruptura en la misma.

En el plano estatal y nacional hay voces que auguran un escenario en el cual Javier Guerrero pudiera dar la sorpresa y ser un candidato independiente emergente que coyunturalmente se alzara con el triunfo este 4 de junio. Un escenario complejo para Javier, pero hay que reconocer que su candidatura, su presencia y estilo le han dado un buen nivel a este proceso electoral.

Por lo demás es lamentable que los candidatos y la candidata sigan pensando en sus posiciones políticas individual y de grupo y hayan dejado de lado el pensar y proponer acciones que beneficiaran a todos los hombres y mujeres del estado. Egoísmo e incapacidad para ver más allá de sus narices hará que el 4 de junio tengamos un candidato ganador, limitado por el número de votos con que obtenga el triunfo y cercado por el coraje y el resentimiento de quienes pierdan la elección.

Tendremos un estado divido por los egocentrismo de clase política aferrada a vivir del presupuesto y a seguir utilizando los puestos en la administración pública como si fueran de su propiedad. Una clase política dispuesta a ganar, aunque sea poquito, y mandar a la fregada a todos los demás.


imaginariosocial58@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.