• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por quién votarán los evangélicos?
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 08:39 Hoy

Perdón, pero...

¿Por quién votarán los evangélicos?

Roberto Blancarte

Publicidad
Publicidad

En México hay, grosso modo, unos 13 millones de protestantes y evangélicos, o “cristianos”, como muchos de ellos prefieren ser llamados. Representan alrededor de 10 por ciento de la población y, por lo tanto, más o menos el mismo porcentaje del electorado. Se han convertido, por lo mismo, en parte de un mercado de electores, codiciado por más de un partido político o candidato. Y ellos han tomado conciencia de ello, por lo que también, desde hace ya por lo menos dos décadas, han intensificado sus contactos con el mundo de la política y se han replanteado su relación con el poder. Antes recitaban Romanos 13: “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios y las que hay, por Dios han sido establecidas”. Ahora, sin renegar de dichas enseñanzas, han buscado otros pasajes bíblicos que se acomodan a su nueva visión de la sociedad y la política en México. Antes, por lo mismo, la mayoría de ellos votaba por el PRI, porque era el partido que defendía el Estado laico y éste era el garante de sus derechos como minoría religiosa. Una época, todavía reciente y en algunos lugares presente, en la que sus Iglesias eran peyorativamente llamadas sectas y ellos “aleluyas”. Sin embargo, desde que el partido dominante comenzó a desmoronarse y dejó de ser un partido laico para comenzar a defender posturas cercanas a la jerarquía católica, muchos evangélicos sintieron que era el momento de buscar otras opciones, más conservadoras o más liberales. Fox les vendió la idea de que así como la Iglesia católica era un monopolio en el ámbito religioso, también el PRI lo era en el político. Muchos se fueron con él, a pesar de la cercanía de ese candidato con la Iglesia católica. Sin embargo, el voto protestante o evangélico nunca ha sido monolítico. Su propia historia religiosa, doctrinal e institucional hace que en estas Iglesias haya una enorme diversidad de posturas. Y aunque muchas han tendido al conservadurismo y al corporativismo, hay muchas otras que no. Para muestra, un botón: el fin de semana pasado, la Asociación de Profesionistas y Empresarios de México, AC, ligada a la Iglesia de la Luz del Mundo, organizó un enorme congreso titulado: “Laicidad; una conquista que jamás perderemos”. Sus posturas muestran un claro distanciamiento de las posiciones más conservadoras de algunos partidos que quisieran captar y representar todo el voto evangélico.

roberto.blancarte@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.