• Regístrate
Estás leyendo: Es y será un desastre
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 16:21 Hoy

Perdón, pero...

Es y será un desastre

Roberto Blancarte

Publicidad
Publicidad

A veces tengo la impresión de que los mexicanos que elegirán el 1 de julio a nuestros próximos gobernantes se dividen en dos: 1) los que consideran que la situación actual es un desastre, por lo que no debe continuar y; 2) los que consideran que la situación futura, sobre todo si llega a ganar la coalición Morena-PES-PT, será un desastre, por lo que se debe impedir a toda costa su llegada. Y quizás todos tengan razón. Hay un subgrupo (el del PAN-PRD-MC) que, estando de acuerdo con los otros dos, propone por lo mismo cambiar el desastre actual, pero no para encaminarnos a otro desastre, de por sí anunciado. Todos tienen argumentos para sostener sus predicciones, pero sobre todo sigue siendo cierto que cada quien ve lo que quiere ver y que no hay más ciego que el que no quiere ver. Como les señaló Jesús a sus discípulos: “De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo: De oído oiréis, y no entenderéis; Y viendo veréis, y no percibiréis”. Bueno, pues así estamos: los seguidores de AMLO no pueden ver que están por elegir a muchos priistas de viejo cuño, corruptos, tramposos electorales, defraudadores, secuestradores, ladrones sindicales, mochos ultraconservadores, intolerantes, antidemocráticos. De poco ha servido que se haya mostrado la corrupción, la poca transparencia, el cinismo, el populismo, la insensatez y la superficialidad flagrante en la coalición Juntos Haremos Historia. Hasta ahora no he oído de alguno de sus seguidores un argumento realmente solido; solo una vaga concepción de que hay que cambiar; aunque no se sepa bien a qué o hacia dónde. Es un salto al vacío.

Evidentemente, lo que es una constatación, es que el México de hoy (con excepción de la victoria en futbol sobre Alemania) es un desastre. Cuatro palabras, ligadas entre sí, definen el gran fracaso de las pasadas administraciones, sobre todo las de Fox-Calderón y Peña Nieto (definido como el PRIAN): corrupción, impunidad, violencia e inseguridad. Las preguntas que muchos se hacen es si hay espacio de algún tipo entre el desastre actual y el que se vislumbra con Juntos Haremos Historia. O puesto de otra manera: ¿representa este PAN (sin los calderonistas) aliado a un PRD (depurado de populistas) y a un MC (que ha demostrado sensatez), la posibilidad de la salida de esta crisis, sin aventurarse en otra? Muchos, aunque no sé si en número suficiente, piensan que sí. Habrá que ver el 1 de julio.

roberto.blancarte@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.