• Regístrate
Estás leyendo: Si de inseguridad se trata, la estructura importa
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 05:54 Hoy

Columna de Roberto Arias de la Mora

Si de inseguridad se trata, la estructura importa

Roberto Arias de la Mora

Publicidad
Publicidad

Ante la aceptación del mandatario estatal expuesta durante la glosa del quinto informe de gobierno respecto a las condiciones de inseguridad prevalecientes en la entidad en el sentido de que “a cinco años de experiencia y de responsabilidad en el gobierno de Jalisco y después de haber sido presidente municipal de Guadalajara, debo de aceptar que nos seguimos equivocando. La inversión es por mucho mayúscula en el tema de combatir el efecto y no la causa (…) Hicimos un gran esfuerzo pero puedo decirte que no ha sido suficiente” (MILENIO JALISCO, 8 de febrero); y algunas otras declaraciones públicas por parte de otros funcionarios públicos responsables tanto de la política interna como de la seguridad pública en Jalisco, se ha pretendido interpretar como un cambio en las estrategias de seguridad pública que se han implementado en la entidad hasta ahora.

Nada menos el día de ayer mi compañero de estas páginas, Frank Lozano, cuestionaba a las autoridades locales sobre lo que calificó como “la mala noticia” que parece confirmar el hecho de que “en materia de seguridad, van a ciegas”, para lanzarse en franca oposición a medidas adoptadas tales como la regulación de horarios de los bares y abiertamente a favor de la legalización de la mariguana (MILENIO JALISCO, 12 de febrero).

Sin demérito de la pertinencia del indispensable debate público sobre la estrategia, en materia de seguridad pública más nos valdría volver la mirada sobre una cuestión más elemental como lo son las condiciones efectivas en que operan las diversas estructuras policiacas, tanto públicas como privadas, presentes en Jalisco. Tal pareciera que la lógica de la discusión pública diera por sentada aquella premisa propia del pensamiento estratégico de que “la estructura sigue a la estrategia” enarbolada por Chadler (en Aguilar, 2006), y aceptara que el cambio de estrategia es condición suficiente para que las estructuras responsables de la seguridad pública logren los resultados que todos los jaliscienses esperamos.

Mucho me temo que en materia de seguridad pública, esta premisa del pensamiento estratégico no se ha cumplido del todo en la realidad institucional de nuestro país; por lo que más valdría poner la atención sobre aquellas condiciones efectivas sobre las que ha venido operando la regulación de la selección, ingreso, formación, permanencia, evaluación, reconocimiento y certificación de los miembros de las instituciones de seguridad pública, en aras de hacer cumplir su condición civil, disciplinada y profesional que les otorgó nuestra Constitución desde la reforma aprobada hace 10 años y que dio paso al Sistema Nacional de Seguridad Pública.

roberto.arias@coljal.edu.mx

Académico de El Colegio de Jalisco

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.