• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué se le cuestiona al POTmet? (Segunda parte)
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 01:01 Hoy

Columna de Roberto Arias de la Mora

¿Qué se le cuestiona al POTmet? (Segunda parte)

Roberto Arias de la Mora

Publicidad
Publicidad

La intención inicial de esta segunda parte era continuar opinando sobre algunas reacciones en torno al Plan de Ordenamiento Territorial Metropolitano (POTmet), recientemente aprobado para el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG); sin embargo, en atención al comunicado que recibí de parte de Ricardo Gutiérrez Padilla, director general del Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan), me pareció muy pertinente compartir algunas de sus aclaraciones, aunque eso suponga postergar para una tercera entrega los otros temas.

Particularmente destacable es la noticia que me compartió sobre la instalación de la mesa de trabajo, ocurrida el pasado 4 de julio, entre los municipios metropolitanos y la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), a fin de armonizar los instrumentos normativos y criterios de gestión ambiental y el acuerdo unánime al que arribaron a partir del reconocimiento de un criterio fundamental que deben observar las autoridades competentes en materia de ordenamiento territorial: los instrumentos normativos locales –esto es, los municipales- son los que prevalecen, por así establecerlo la Constitución General de la República y haberlo resuelto la Suprema Corte de Justicia, en consecuencia, afirma el director general del Imeplan: “es claro que no hay conflicto jurídico alguno. La diferencia de interpretación en que incurrió Semadet ha sido aclarada, reconocida y superada”.

En efecto, el criterio de prevalencia de lo local en materia de ordenamiento territorial nos parece razonable por el hecho incuestionable de ser el ámbito de gobierno municipal el único orden de gobierno el que dispone efectivamente de un espacio territorial y, en consecuencia, disponer de su ordenamiento constituye la expresión más elocuente del ejercicio de sus competencias constitucionales.

Más allá de esta definición sustantiva que vendrá a consolidar el ordenamiento territorial de nuestra metrópoli, esta respuesta de la autoridad administrativa del AMG confirma la naturaleza procesal de los cuestionamientos hechos al POTmet, muy probablemente motivados por las limitantes e insuficiencias de los mecanismos de consulta y socialización a los que suelen recurrir las autoridades al momento de comunicar sus decisiones a los ciudadanos y, por tanto, se confirma la naturaleza esencialmente política de la planeación.

En virtud de ello, un principio de actuación fundamental que deberá observar cualquier servidor público en el cumplimiento de su responsabilidad es la prudencia, por lo que, muy respetuosamente, me permito sugerirle al señor director evitar señalamientos en tono de descalificación a opiniones distintas.

roberto.arias@coljal.edu.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.