• Regístrate
Estás leyendo: Policía metropolitana y elecciones
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 09:31 Hoy

Policía metropolitana y elecciones

Publicidad
Publicidad

Por las declaraciones del extitular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, resulta evidente el rotundo fracaso de la política de seguridad impulsada desde el gobierno federal y que, a decir del propio secretario, obedeció a la falta de entendimiento mostrado por el Congreso de la Unión sobre el llamado mando único estatal (MILENIO JALISCO, 15 de enero).

Con este saldo francamente deficitario de la malograda política federal de seguridad, lo que parecía ser la alternativa local más factible para Jalisco, para sacar a flote los desafíos derivados del fracaso de la estrategia federal, y que aparentemente daría prioridad al Área Metropolitana de Guadalajara, al menos en lo referente a las acciones más elementales para avanzar en el fortalecimiento institucional de las policías municipales; finalmente parece haberse contaminado, al convertirse en otra arena más de disputa por motivos electorales.

Más allá de los reclamos y exigencias del director de la Agencia Metropolitana de Seguridad, Marco Valerio Pérez, para que el gobierno del Estado entregue por conducto de su Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas, los recursos supuestamente comprometidos para la homologación salarial de los policías municipales de Guadalajara, Zapopan, San Pedro Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco de Zúñiga, El Salto, Ixtlahuacán y Juanacatlán (MILENIO JALISCO, 16 de febrero); por las reacciones y posicionamientos mostrados por algunas de las autoridades municipales y del propio gobierno del Estado durante los primeros días del año, resulta por demás evidente, no sólo la ausencia de un acuerdo político respecto a la manera en que debe entenderse una fuerza policial metropolitana, sino además que, frente al inminente proceso electoral de este año, difícilmente se alcanzarán acuerdos sustanciales en la materia durante el 2018.

Ante la paradoja impuesta por la urgencia de los problemas de inseguridad prevalecientes, que demandan de soluciones de fondo, y los incentivos cortoplacistas de los políticos profesionales, que intentarán retrasar las decisiones de fondo, al menos hasta después de confirmarse los resultados electorales; más nos valdría a los ciudadanos tomar una doble previsión: en primer término, tomar conciencia sobre las medidas que podamos adoptar en el ámbito de la seguridad personal, a efecto ser víctimas de los delitos de mayor impacto y, por otro lado, hacer lo posible por involucrarnos colectivamente en la exigencia común para que los próximos candidatos a los distintos cargos de elección, asuman con claridad su posición frente al problema de la inseguridad y definan puntualmente sus propuestas de solución.

roberto.arias@coljal.edu.mx

Académico de El Colegio de Jalisco

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.