• Regístrate
Estás leyendo: Las decisiones del 2016
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 10:19 Hoy

Columna de Roberto Arias de la Mora

Las decisiones del 2016

Roberto Arias de la Mora

Publicidad
Publicidad

Suele atribuirse a Benjamín Franklin la expresión: “la peor decisión es la indecisión”, que ilustra la trascendencia de la decisión como un valor fundamental para nuestra vida cotidiana, ya que nos permite lo mismo mirar de frente a los problemas y ser realistas sobre sus consecuencias, que levantar la mano para proponer una solución o aceptar los compromisos, y menos dejar que otros decidan lo que nos corresponda decidir a nosotros. Recordar y tomar en cuenta el valor de la decisión en esta semana resulta de la mayor pertinencia pues no pocos de nuestros problemas públicos encuentran sus causas en esa manía que tanto caracteriza al indeciso, quien “no termina de disfrutar de la vida porque siempre le estará faltando algo” (Paz, 2012). Si hacemos un poco de historia retomando las ideas de María del Carmen Pardo, resulta evidente que cuando el Estado mexicano no logró la legitimidad requerida para sustentar sus decisiones, en virtud de un contexto de crecimiento económico que no resultó tan generoso ni equitativo como se había supuesto después del periodo revolucionario, “acudió al recurso de concentrar el poder y la fuerza dirigente, con lo que logró imponerse atentando contra el régimen federal y contra un desarrollo más equitativo entre los grupos que constituyen la sociedad” (Pardo, 2010:20). Todo apunta a que este año estaremos repitiendo la misma historia y para muestra bastan tres botones: primero, el pronunciamiento unánime de la Conferencia Nacional de Gobernadores a favor de la creación de la policía estatal única (MILENIO JALISCO, 14 de enero). Segundo, el sensible retraso en el envío de recursos federales correspondientes al año pasado por un monto de 213 millones de pesos para doce municipios de Jalisco y tercero, el reavivamiento de la disputa política entre Guanajuato y Jalisco por el destino de las aguas del Río Verde (MILENIO JALISCO, 15 de enero). Más allá de las cuestiones particulares implicadas en cada uno de estos asuntos públicos, los tres revelan la incapacidad directiva imperante en el Estado y que es resultado directo de la indecisión que ha caracterizado a cada una de sus instituciones, ya sea para reconocer la miopía de la estrategia nacional en contra de la delincuencia organizada y decidirse efectivamente a cambiarla a partir de una reconstrucción del tejido social que contenga la ola de inseguridad, o para tomar esa decisión tan largamente postergada para reformar el perverso como ineficiente sistema fiscal en México, así como decidirse a cambiar el rumbo de la política hídrica nacional.

roberto.arias@coljal.edu.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.