• Regístrate
Estás leyendo: La movilidad metropolitana en movimiento (III)
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 18:20 Hoy

Columna de Roberto Arias de la Mora

La movilidad metropolitana en movimiento (III)

Roberto Arias de la Mora

Publicidad
Publicidad

El tercer asunto al que habremos de referirnos sobre este complejo tema de la movilidad urbana, bien podría calificarse de paradójico en tanto que ilustra lo contario de la movilidad: la no mejora del transporte público.

Como los otros asuntos abordados anteriormente en este espacio sobre la movilidad, el asunto del transporte público también retornó a la palestra de la opinión pública, motivado por una manifestación alentada por autoridades universitarias, exigiendo justicia en el caso de la muerte de la estudiante preparatoriana María Fernanda Vázquez, ocurrida el 7 de marzo de 2014 a consecuencia de un lamentable accidente ocasionado por un camión de la ruta 368 a las afueras de la preparatoria número diez de la Universidad de Guadalajara (MILENIO JALISCO, 8 de marzo).

Sin menoscabo de la relevancia de tan lamentable aniversario luctuoso, lo cierto es que la nota se la llevó el actual secretario de Movilidad, Servando Sepúlveda, quien acomedidamente vino aclararnos la confusión imperante entre verificación y certificación en materia de transporte público. Su declaración no tiene desperdicio, pues con lujo de detalles, vino a decirnos las bondades que todos ya sabemos con la puesta en marcha del modelo Ruta-Empresa, una solución en la que “no sólo se verificará que las rutas cumplan con la tecnología adecuada para operar, sino el cumplimiento de otros requisitos (…) les exiges la certificación de los choferes, el modelo del camión, la frecuencia, un software con una gestión del tiempo, les supervisas el despacho de los vehículos, el prepago, que ya no van a cobrar en efectivo, un contrato de calidad y servicio de que van a ser evaluados constantemente y de no cumplir con ello les cancelas la concesión, pero ya no se la cancelas a un hombre, se la cancelas a una empresa que tiene bajo su responsabilidad a una ruta con 100 o 150 camiones” (MILENIO JALISCO, 8 de marzo).

Lo menos que desearía cuestionar de tan esperanzador anuncio de la autoridad actual en materia de movilidad es precisamente su sentido de esperanza; sin embargo, no puedo dejar de llamar la atención sobre la experiencia reciente: si no mal recuerdo, el planteamiento acerca del cambio de modelo en la prestación del servicio de transporte público en Guadalajara y su área metropolitana, data al menos de hace más de catorce años, cuando escuché por primera vez sobre la necesidad de sustituir el modelo de concesión del transporte público, basado en la figura del Hombre-Camión, por un modelo más sustentable, bajo la figura de lo que hoy la autoridad competente llama Ruta-Empresa. Por ello nos sumamos a la esperanza de que no pase del año este cambio.

roberto.arias@coljal.edu.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.