• Regístrate
Estás leyendo: El tortuoso parto de la FEG en nuevo Planetario
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 11:36 Hoy

Columna de Roberto Arias de la Mora

El tortuoso parto de la FEG en nuevo Planetario

Roberto Arias de la Mora

Publicidad
Publicidad

Si bien con la demolición del edificio de la otrora poderosísima Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG), ocurrida el 4 de julio de 2014, se daba fin a una historia de más de 50 años de aquella organización estudiantil; tal pareciera que no ocurrió lo mismo con el miedo acumulado entre los habitantes y vecinos de aquella vieja casona ubicada en la calle de Carlos Pereyra número 100. Francamente no era para menos, dadas las circunstancias que finalmente salieron a la luz pública, sobre algunos hechos delictivos cometidos a la sombra de aquel edificio.

Por ello no es de sorprender las suspicacias y resistencias vecinales frente a la iniciativa liderada por las autoridades estatales, y ampliamente respaldada por la iniciativa privada del sector de la innovación, para construir en ese predio el Centro Interactivo de Tecnología e Innovación que habrá de contener, además, un Planetario eventualmente equipado con la más avanzada tecnología.

En efecto de acuerdo con la ficha técnica a la que tuve acceso, los alcances del proyecto contemplan habilitar, equipar y poner en operación dicho Centro Interactivo y Planetario en una superficie de mil quinientos metros cuadrados, en la que “las empresas, centros de investigación y universidades podrán contar con espacios para exponer avances científicos y tecnológicos, realizar actividades interactivas y mostrar de manera lúdica la aplicación de la ciencia y la tecnología en los procesos productivos y de investigación, a través de exhibiciones interactivas, talleres didácticos y contenidos del planetario”, el cual contará con una sala “de última generación equipada con tecnología de punta, capaz de proyectar 27 millones de pixeles en 2D y 3D a 120 Hz con una pantalla de proyección de 18 mts., de diámetro y 18 grados de inclinación que será fabricada con paneles de aluminio.”

Definitivamente tales alcances resultan muy alejados de las expectativas de los vecinos, cuyos intereses resultaban más modestos, y apuntaban más bien a que el predio se convirtiera en un amplio espacio público que fuera seguro y propicio tanto para el descanso de las personas de la tercera edad como para el sano esparcimiento de las familias.

Bajo tales circunstancias, bien valía la pena que el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología aprobara recursos y la convocatoria que vence el 4 de abril, para poner en marcha un Programa de apropiación de esa ambiciosa apuesta público-privada por reconvertir aquel ícono de la impunidad del siglo pasado, en otro espacio urbanístico que resulta clave para la Ciudad Creativa Digital a la que aspira convertirse el Área Metropolitana de Guadalajara del siglo XXI.

roberto.arias@coljal.edu.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.