• Regístrate
Estás leyendo: De foros, gobernanza y ratificación
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 13:58 Hoy

Columna de Roberto Arias de la Mora

De foros, gobernanza y ratificación

Roberto Arias de la Mora

Publicidad
Publicidad

Vaya fiasco me llevé al constatar la pésima estrategia que se decidió seguir para el desahogo de la sesión que se llevó a cabo en la Unidad Basílica del gobierno municipal de Zapopan, con motivo de la elaboración del Programa Municipal de Desarrollo Urbano (PMDU), así como la revisión y actualización de los planes parciales.

En principio, me enteré de la reunión por conducto de la Asociación de Vecinos donde resido, quienes me hicieron el favor de hacerme llegar un volante sin el más mínimo indicio de la entidad municipal convocante; sin embargo, estimé conveniente acudir para enterarme de las propuestas en materia de “políticas, lineamientos, estrategias, reglas técnicas y disposiciones, encaminadas a ordenar y regular el territorio” (Cfr. Artículo 94 del Código Urbano), ya que me interesaba conocer de primera mano, las estrategias de las autoridades municipales para enfrentar los desafíos de la importante transformación urbanística que estamos observando en la cabecera municipal de Zapopan; toda vez que el municipio carece de un Programa Municipal de Desarrollo Urbano actualizado y a la altura que merece Zapopan.

Lo que presencié fue un monólogo sostenido por un importante grupo de vecinos interesados, informados y dispuestos a participar, el cual intentó ser guiado por un consultor que se limitó a dar la palabra conforme repasaba una serie de diapositivas conteniendo una lista indicativa de temas y asuntos, pero sin la menor intención de ofrecer información o indicio alguno de lo que se pudiera asemejar a una política, lineamiento, estrategia, ya no hablemos de reglas técnicas o disposiciones urbanísticas. Todo ello ocurrió, mientras otro consultor se limitaba a tomar nota de lo que los vecinos expresaban. Evidentemente el resultado de la jornada no pudo ser otro que el de la insatisfacción ciudadana.

Está visto que la dependencia municipal facultada por el Código Urbano (CU), decidió apegarse a lo estrictamente señalado por la Ley y “realizar foros de opinión con los sectores organizados de la sociedad a fin de recoger sus propuestas y demandas e integrarlas al diagnóstico y a la evaluación del programa vigente” (Cfr. Artículo 98, fracción II); sin tomarse la molestia de expresar alguna vaga idea o argumento que supliera la inexistencia de un PMDU vigente.

Espero que el presidente municipal, quien tiene la facultad de supervisar la elaboración del PMDU (Cfr. Artículo 11, fracción I del CU), corrija el rumbo de dejar en manos de consultores lo que le corresponde a las autoridades, vaya más allá de la insuficiente legalidad y se comprometa con una estrategia de gobernanza, coherente con sus aspiraciones de ratificación.

roberto.arias@coljal.edu.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.