• Regístrate
Estás leyendo: ¿Ante la Refundación del Congreso?
Comparte esta noticia

Columna de Roberto Arias de la Mora

¿Ante la Refundación del Congreso?

Roberto Arias de la Mora

Publicidad
Publicidad

A la LXVII Legislatura del Congreso del Estado le bastaron escasos ocho días para aprobar una nueva Ley Orgánica que abrogó a la anterior y que, a decir del Presidente de la Mesa Directiva, el Diputado por Movimiento Ciudadano, Salvador Caro Cabrera, “se trata de una legislación que está respaldada por nuestra tradición parlamentaria, pero igualmente de vanguardia para todo el país, con ahorros que tendrán un impacto de cuando menos 120 millones de pesos en estos tres años. Este Congreso avanza y no se va a detener” (Cfr. http://www.congresojal.gob.mx).

En el ámbito estrictamente político, el tono discursivo de este cambio normativo se centró fundamentalmente en una argumentación basada en la eficiencia y la eficacia del trabajo legislativo; no sólo por la vía del significativo ahorro estimado para los siguientes tres años, sino además por la importante reducción en el número de Comisiones ordinarias que pasó de las 38 contempladas en la legislación ahora abrogada a 20 que contempla la nueva legislación. Y aunque todavía está por confirmarse su distribución entre los diversos grupos parlamentarios, desde ahora se ha dejado muy en claro que tal distribución reflejará –como escenario más probable– las prioridades políticas del gobierno legítimamente electo en la entidad (MILENIO JALISCO, 9 de noviembre).

En el ámbito administrativo también hay innovaciones que vale la pena subrayar, quizás la más significativa tenga que ver con la creación del “Canal del Congreso, que forma parte del Sistema de Radio y Televisión Jalisciense, el cual se define como un órgano con autonomía técnica, que depende de la Asamblea y tiene por objeto ser un espacio de encuentro plural y fomentar el acceso a la vida pública, así como difundir la actividad legislativa cotidiana.” (Cfr. http://www.congresojal.gob.mx). Lo que está por verse es si este cambio normativo logra traducirse en buenas prácticas que abonen a una efectiva interlocución política de quienes conforman hoy al Congreso, lo mismo entre los propios legisladores, que entre éstos con el resto de servidores públicos del Congreso y los otros poderes de la entidad, así como con los municipios y, aún más importante, con la ciudadanía.

Sin demeritar las expectativas sobre el cambio normativo, si se aspira realmente a refundar el Poder Legislativo, bien valdría la pena apostar por la innovación a través de algunas buenas prácticas, como por ejemplo, ese interés manifiesto de la actual Presidencia por evitar un reparto con base en cuotas y cuates, bien podría concretarse a través de procesos abiertos de designación de los titulares de cargos administrativos en el Congreso del Estado de Jalisco.

Académico de El Colegio de Jalisco


roberto.arias@coljal.edu.mx



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.