• Regístrate
Estás leyendo: Linchamiento digital, a su máxima expresión
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 21:14 Hoy

Sentido común

Linchamiento digital, a su máxima expresión

Ricardo Sánchez

Publicidad
Publicidad

El fenómeno de las redes sociales ha demostrado una vez más que estas no debieran ser menospreciadas o subestimadas por las autoridades gubernamentales o por la población en general, pues nos han dado una clara muestra que el linchamiento digital mueve masas y provoca cambios en el acontecer de la vida política y social de nuestra ciudad.

Esta semana en Pachuca se dieron dos curiosos casos que son dignos de un análisis desde varias perspectivas. En un primer momento, la presidenta del DIF Pachuca, Gabriela Castañeda, fue linchada por los críticos en redes sociales por haberse fotografiado con un adulto mayor, a quien entregó un cajón de bolero. De inmediato las críticas llovieron y replicaron el mensaje por las redes llamando la atención de medios locales y nacionales, quienes de igual manera exhibieron la fotografía y el mensaje original posteado en Facebook, en el cual se aseguraba que era un “proyecto productivo” que tiene el sistema DIF para ayudar a las personas en situación de vulnerabilidad.

El viernes por la mañana, entrevistada al término del acto público de entrega de becas a infantes de primaria por las autoridades del gobierno de Pachuca, Castañeda afirmó que esta ha sido la peor experiencia en los más de tres años que ha estado al frente del citado organismo y que el problema no es que al interior de su equipo de trabajo se haya cometido un error de redacción (o de perspectiva, a mi parecer), sino que en el anonimato de las redes sociales para difundir el mensaje en masa se hayan “ensañado” contra la persona y no contra la figura pública. Inclusive, la presidenta del DIF capitalino asegura que la persona con quien se fotografió es cliente asiduo del DIF y que no es la primera que le otorgan ayuda. El problema fue querer resaltar y encumbrar el trabajo que desde un principio aceptaron, que no debiera ser para presumir, porque es una responsabilidad. En los gobiernos no debe haber “logros” como los llaman, sino obligaciones que se cumplen.

Ese mismo día, por la noche, otro caso de linchamiento digital opacó al que nublaba el post del DIF: dos jóvenes, todavía empleados de la tienda Maskota en Pachuca fueron exhibidos en Facebook maltratando a dos perros chihuahua y un hámster. Lo mismo: el mensaje fue replicado por toda la red social y difundido hasta por medios internacionales, hubo protestas que duraron dos días y cambiaron el sentido de la agenda en el Congreso estatal, en donde los legisladores se comprometieron a legislar sobre el maltrato animal.

¿Cuál es el mensaje que nos deja el linchamiento digital? La población deja de estar en el anonimato, en la indiferencia política y se hace más partícipe de lo que sucede a su alrededor, por ende, todos, ciudadanos, políticos, críticos, etc., debemos ser más conscientes a la hora de tomar decisiones sobre nuestros actos, que pueden resultar ofensivos y dejar de auto adularnos de una u otra forma, y eso, déjeme le digo, es sentido común.

twitter @Xoconoxtle

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.