• Regístrate
Estás leyendo: La gran oportunidad de Erika Rodríguez
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 23:01 Hoy

Sentido común

La gran oportunidad de Erika Rodríguez

Ricardo Sánchez

Publicidad
Publicidad

La lista de candidatos plurinominales que palomeó el PRI ayer en su Consejo Político Nacional está plagada de improvisados, favores pagados, familiares y por supuesto, amigos de los políticos de alto nivel en el país; sin embargo, en la quinta circunscripción, en donde está incluido Hidalgo, resalta, por un lado, la postulación de la actual directora del Instituto Hidalguense de las Mujeres, Erika Rodríguez Hernández, quien ocupa la cuarta posición de una lista de 40 posibles aspirantes a ocupar una curul en San Lázaro; y por otra parte, otros ocho hidalguenses que están incluidos en dicha lista, pero que no tienen la más remota posibilidad de entrar al Congreso de la Unión, a menos que ocurra un milagro priista.

La originaria de un barrio llamado El Fresno, de San Agustín Tlaxiaca, es la hidalguense que más posibilidades tiene de entrar de manera directa a ocupar una curul en la siguiente legislatura, al igual que la ex diputada Liliana Oropeza, oriunda de Zimapán, y a quien por cierto, se le ha vinculado por sus finas tácticas electorales en el terreno del mapachismo, además que cuando fue diputada local estuvo en el cuadro de honor por ser una de las legisladoras más faltistas a las sesiones. Ojalá que si entra en San Lázaro no repita la misma triste historia.

Erika Rodríguez durante toda su vida profesional ha laborado en el sector público, siempre bajo la agenda de los derechos de las mujeres, como lo hizo en Santa Martha Acatitla, en donde encabezó un programa de reconocimiento de los derechos de la internas, pero donde más ha destacado es precisamente en el Instituto Hidalguense de las Mujeres en donde entre otras cosas logró poner en funcionamiento el TelMujer 075, un número de emergencias exclusivo para quienes han sido violentadas de alguna manera.

Desde la trinchera de la sociedad civil ha destacado por fundar la asociación Fuerza y Corazón de la Mujer Hidalguense, y con la que se ha dado a la tarea de difundir los derechos de las mujeres en las comunidades indígenas de todo el estado, pero sobre todo del Valle del Mezquital, en donde la violencia hacia las mujeres es todavía algo normal en la vida de las personas.

Sin embargo, la directora del IHM también ha tenido sus momentos de bajeza política, como aquella ocasión en 2013, cuando en el auditorio de la Universidad del Valle del Mezquital un grupo de mujeres indígenas quiso entregarle expedientes para la gestión 51 microcréditos, pero no se esperaban la sorpresa de que Rodríguez Hernández las ignorara y les cerrara la puerta en su cara. De llegar, San Lázaro será una buena medición para saber cuánto puede hacer Erika Rodríguez por las mujeres indígenas en la más alta tribuna del país, si de verdad su convicción es la defensa de los derechos de las mujeres o solo son discursos politiqueros, pues ante una tribuna nacional, mucho beneficio se puede lograr si es que hay voluntad política, y eso, déjeme le digo, es sentido común.


twitter @Xoconoxtle

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.