• Regístrate
Estás leyendo: Ixmiquilpan, tierra sin ley
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 07:49 Hoy

Sentido común

Ixmiquilpan, tierra sin ley

Ricardo Sánchez

Publicidad
Publicidad

Históricamente la región del Valle del Mezquital ha sido una de las más dificultosas en términos de gobernabilidad, debido a sus constantes conflictos, de tierras principalmente, además del uso tan arraigado de “usos y costumbres” que se utilizan a conveniencia y los malos gobiernos de todos los partidos.

Sin embargo, durante las últimas semanas el gobierno de Ixmiquilpan se ha visto envuelto en varios escándalos públicos que refieren actos de ingobernabilidad, debido a la ausencia de la autoridad local durante los actos, algunos vandálicos, y otros protagonizados por los mismos funcionarios y hasta el propio alcalde Cipriano Charrez, quien está constantemente en la mira de la opinión pública.

Durante las últimas cuatro semanas se han registrado hechos lamentables, al grado de que cada semana hay un nuevo escándalo que apunta al mal gobierno del edil panista. Todo comenzó en la comunidad de Cerritos, en donde dos personas se dispusieron a asaltar una tienda Liconsa, pero fueron apresados por la ciudadanía, que les propinó severos golpes que causaron la muerte de uno y la hospitalización del otro.

De inmediato las autoridades locales se escudaron en que los ciudadanos hacen valer sus usos y costumbres, que se remontan a épocas prehispánicas, por lo que la autoridad local no tenía vela en el entierro, pero cuando sucedió la muerte de uno de los linchados, de inmediato la culpa pasó a ser de la policía estatal, que no cumplió con su trabajo. A la siguiente semana, la violencia se trasladó a la feria municipal, en donde un grupo de ciudadanos inconformes decidieron incendiar el templete de la feria y dos automóviles en la calle, saquear un Oxxo, robarse aparatos y causar daños y destrozos en inmuebles, gracias a que los concesionarios de la feria engañaron al público con llevar a la agrupación Banda MS, la cual nunca llegó, ni ellos ni la policía local para contener el coraje de quienes se sentían engañados y defraudados por los organizadores de la feria. En esta ocasión, el gobierno de Charrez también encontró a quien echarle la culpa: a los organizadores, por no confirmar bien a las agrupaciones.

No conforme con ello, hubo otro caso de linchamiento por culpa de una señora que señaló a un supuesto extorsionador, sin saber que en realidad se trataba de un vecino que simplemente hablaba por teléfono como cualquier otra persona en el mundo. La víctima perdió un ojo y tuvo traumatismo craneoencefálico debido a los fuertes golpes. Unos días después, el edil Charrez volvió a ser noticia cuando los medios se enteraron que pese a los problemas de violencia, estrenó un automóvil deportivo de alrededor de medio millón de pesos y lo peor, se atrevió a llegar en él a la alcaldía.

Pese a que el gobierno municipal y estatal lo niegan, en Ixmiquilpan hay ingobernabilidad, por la sencilla razón de que la ciudadanía tiene que hacer justicia por su propia mano sin que nadie diga nada, y eso déjeme le digo, es sentido común.

twitter @Xoconoxtle

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.