• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 04:27 Hoy

Sentido común

A propósito de cifras

Ricardo Sánchez

Publicidad
Publicidad

Esta semana, las cifras de pobreza en el país que dio a conocer el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) fueron motivo de discusiones en el ámbito político y social del México, por un lado se resaltaba el crecimiento de los personas en pobreza y pobreza extrema en todo el país y por otro se acusaba la forma presuntamente tramposa para sacar las estadísticas que se presentaron. El Coneval parece que puso el dedo en la llaga porque a muchos no les gusto lo que vieron, sobre todo en las dependencias federales encargadas del desarrollo social de la República.

Sin embargo, esos índices sobre el incremento de las personas con carencias económicas no son los únicos datos que nos deben alarmar, también existe un apartado sobre la eficacia de los programas sociales que se aplican en el país, y la verdad deja mucho que desear la mayoría de ellos, no existe, en casi todos, forma real de evaluar sus resultados, casi todos tienen la etiqueta de que pueden ser mejorables y son muy pocos los que se salvan. El tema no es menor debería existir un beneficio real para quien recibe el apoyo, el dinero no debería desperdiciarse, sobre todo cuando el país necesita recursos para apuntalar el desarrollo.

Y como dice el dicho: para muestra un botón, y uno de ellos es el de Apoyo al Cambio Tecnológico en las Actividades Agropecuarias, Rurales, Acuícolas y Pesqueras, el programa atiende a productores de los subsectores forestal, agrícola y pecuario, a través de proyectos de investigación y de productos y servicios, lo aplica Sagarpa y, déjeme le digo, no hay manera de revisar los resultados de su eficacia porque no tiene mecanismo para ello, según la tabla del Coneval, la dependencia no saben si el apoyo realmente da resultado o no, a pesar de ser eje fundamental del Plan de Desarrollo 2013-2018.

Otra pequeña muestra: Atención a personas con discapacidad que está a cargo del ISSSTE, el programa tampoco tiene una manera de comprobar que es eficaz en mejorar la calidad de vida de las personas con esta característica, además cuenta con un presupuesto casi insignificante. Estas son solo dos muestras de programas sociales de 194 que se evaluaron, y todo parece indicar que estamos lejos de los añorados objetivos.

Regresando a las cifras de pobreza solo algunos creen que existe dolo en los índices dados a conocer, y son aquellos que tienen la piel delgada que no aceptan críticas o que, según ellos, los resultados son positivos porque a ellos sí les salen las cuentas, pero aquí no se trata de señalar aciertos y errores con mala intención, se trata de hacer bien el trabajo, de servir a quien lo merece y que se supone es la base del país, la sociedad. En la medida de que cada quien haga su trabajo sin interés personal esas cifras negativas se revertirán.

twitter @Xoconoxtle

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.