• Regístrate
Estás leyendo: 2018-04-05
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 05:38 Hoy

De oficio reportero

2018-04-05

Ricardo Magallán

Publicidad
Publicidad

El cese de Rafael Puente como técnico de Lobos BUAP provocó una campaña lagrimera y muy inesperada donde colocaron el traje de víctima al joven entrenador y de victimario al “maldito” club Lobos BUAP (que así le ha de ir).

Pero ¿realmente Puente es un mártir? ¡Por favor, dejen de crear historias de La Rosa de Guadalupe en nuestra liga!

¿Por qué echaron a Rafael? Fácil: sus números al frente de Lobos BUAP son un desastre y lo que le sigue en esta campaña. Y eso, para un equipo que anda buscando salvarse del descenso, es cruz clavada. Algo inadmisible aquí y en China.

No le den más vueltas: Rafael Puente llevaba no semanas ¡meses! sosteniendo su barco con la saliva, con esa labia excepcional que le distingue, pero con resultados desastrosos en lo que tiene que ver con los números que arroja la calculadora.

Señores, pongan de ejemplo la Liga que quieran, a la más molera, a la más fregona, una de medio pelo… en cualquiera hubieran echado a Puente con los resultados que le estaba entregando a su directiva.

Por favor, no construyamos mártires, caudillos donde no los hay. Rafael hizo mal su trabajo y, encima, ya no logró conectar con sus jugadores y compañeros de cuerpo técnico. Se le acusa a Lobos, entre varias cosas, de precipitarse, de tomar una decisión acelerada a falta de muy pocas jornadas para que se defina el descenso, pero ¿quién carajos impuso un calendario que te indique cuándo es temporada y cuándo no para cesar estrategas con malos resultados?

Entiendo también la parte rosa de que Rafa le dio un ascenso a Lobos… pero no por eso estaba obligado a ser el que los condenara de vuelta al limbo del Ascenso Mx. Ambas causas deben estar agradecidas mutuamente, fue un bello romance, pero es ley de vida, nada es para siempre.

También entiendo esa parte de que se corta la oportunidad a un técnico joven en un futbol donde domina el carrusel de los vejetes de siempre, el de los mismos hombres, el de los mismo nombres. Pero no, al contrario, Rafael se ganó su pasaporte a la vitrina estelar ya, solo hay que echar un poco de memoria para recordar que también hizo buenas cosas. Este cese, incluso, hasta es necesario. De los madrazos se aprende. Ya verán.

ricardo.magallan@milenio.com
twitter@rmagallan77

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.