• Regístrate
Estás leyendo: Tercera Ley de Newton
Comparte esta noticia

Perspectiva Jurídica

Tercera Ley de Newton

Ricardo Cisneros Hernández

Publicidad
Publicidad

Esta ley postula que a cada acción siempre se opone una reacción igual pero de sentido contrario. 


El presidente López Obrador funda su teoría y práctica política en el cambio de régimen y no en la simple mudanza de gobierno. 

 
Cambiar un régimen por otro implica la transformación de la ideología antes dominante; así como las leyes, instituciones y usos que conforman su estructura. 


La mutación puede ocurrir por una revolución, o por el fracaso de un régimen cuya ruina demanda la reconstrucción del Estado. 


En nuestro caso, se debe a la victoria electoral, pacífica y avasallante, de los convencidos del fracaso del régimen actual y que reclaman la recomposición social. 


La lucha del Presidente es contra el neoliberalismo, cuya ideología y prácticas de economía y gobierno privilegian la concentración de la riqueza a costa de la desigualdad y la pobreza. 

 
Por eso el eje rector del Presidente se concretiza en el lema: “Por el bien de todos, primero los pobres.” 

 
Pero la transformación del neoliberalismo a un Estado de Bienestar Social es una empresa de gran envergadura y notoriamente peligrosa. 


Sus antagonistas en el exterior son: el aparato neoliberal, el FMI, el Banco Mundial y las empresas globales. 


Y al interior: el binomio del poder político y las grandes fuerzas económicas; y los vergonzantes atavismos nacionales de la corrupción, el clasismo y la discriminación. 

 
De tal manera, a cada acción del Presidente habrá de oponerse una acción de igual magnitud pero en sentido contrario. 

 
Así, pues, son muchos los riesgos e inciertos los resultados de esa multitud de choques. 

 
Pero ante la esperanza de un régimen con Estado de Derecho y justicia social, me sumo a los optimistas críticos que razonablemente confían en que el cambio es para mejorar.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.