• Regístrate
Estás leyendo: Los notarios en Coahuila
Comparte esta noticia

Perspectiva Jurídica

Los notarios en Coahuila

Ricardo Cisneros Hernández

Publicidad
Publicidad

Por la polémica que provocó el otorgamiento de fiats notariales, es pertinente conocer el procedimiento para obtener el nombramiento y la función del notario.


Para ser notario se requiere que el gobernador otorgue la patente, el fiat y el número de notaría; y que cada etapa la apruebe el Congreso y se publique en el Periódico Oficial.


Para la patente es necesario que el aspirante pruebe ante un juzgado que es mexicano por nacimiento, honesto, abogado con tres años de experiencia profesional cuando menos y un año de práctica notarial; y además aprobar el examen de mérito.


Para obtener el Fiat debe existir una notaría acéfala, o la creación de una nueva; aprobar el examen de selección; y cubrir los derechos que establezca la Ley de Hacienda del Estado.


El gobernador puede dispensar la presentación de los dos exámenes, pero sólo debe hacerlo cuando considere fundadamente que el solicitante está capacitado para el ejercicio notarial.


Mediante ese procedimiento el gobernador delega la fe pública en los notarios designados.


La fe pública es la facultad de certificar que los actos o hechos ocurridos ante un notario son verdaderos, por lo que sus escrituras hacen prueba plena.


La función notarial consiste en asesorar y dirigir a quienes acudan ante él; y dar forma escrita a los actos que autorice en su protocolo.


El notario es responsable de calcular y cobrar los impuestos que se causen y enterarlos a la autoridad que corresponda; debe, también, observar los requisitos que impone la Ley antilavado de dinero.


Es, pues, depositario de la fe pública y responsable de la seguridad jurídica de los actos que autoriza.


Cuando los gobernadores nombran notarios a personas sin merecimientos ponen en peligro a la sociedad y a la institución del notariado.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.