• Regístrate
Estás leyendo: Extinción de dominio expedita
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 09:09 Hoy

Extinción de dominio expedita

Publicidad
Publicidad

José Antonio Meade dijo que propondrá ante el Congreso una ley de extinción de dominio expedita para que basten indicios o elementos mínimos para la ejecución de ese procedimiento.

Para el Estado de Derecho democrático es fundamental el equilibrio entre el ejercicio de la autoridad y el respeto a los derechos fundamentales.

La impotencia gubernamental ante la descomposición social provocada por la criminalidad, abre las puertas al abuso del poder.

El abuso es patente en los delitos que cometen agentes de las fuerzas de seguridad: como extorciones, levantamientos y desapariciones forzadas que hoy son del dominio público.

Pero la tentación de instituir un régimen autoritario, represor y confiscatorio también existe en las leyes, cuyo mejor ejemplo es la extinción de dominio; no porque sea reprobable en sí misma, sino por la forma de operarla.

La extinción de dominio es la perdida de la propiedad de bienes que sean producto, de delitos o se hayan utilizado en su comisión. El Art. 22 constitucional dispone que no es confiscación que el Estado se apropie de esos bienes.

La gravedad radica en que para decretar la extinción de dominio no es necesario que se haya dictado una sentencia penal que determine que los bienes fueron producto de un delito o utilizados en su ejecución.

Quienes sean privados injustamente de sus propiedades deben demostrar en un juicio civil la procedencia lícita de sus bienes y su buena fe. Esto anula la presunción de inocencia e impone la carga de la prueba a los ciudadanos y no a la autoridad.

Si lo expuesto es preocupante, la privación de la propiedad por indicios, que sólo son signos aparentes de la existencia de un ilícito, sería más que un abuso de poder un paso más hacia el autoritarismo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.