• Regístrate
Estás leyendo: El neoporfiriato II
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 15:49 Hoy

Perspectiva Jurídica

El neoporfiriato II

Ricardo Cisneros Hernández

Publicidad
Publicidad

Escribí en el artículo anterior que la situación actual se parece en muchos aspectos al régimen porfirista que desembocó en la Revolución Mexicana.

Para ahondar, ahora, haré un recuento de las condiciones prevalecientes en la segunda etapa y en los últimos años del gobierno porfirista.

Díaz para consolidar su poder designó a sus allegados gobernadores y funcionarios públicos, pactó con las fuerzas económicas y los caciques regionales.

Cifró el desarrollo en la inversión extranjera. Para atraerla se otorgaban generosas concesiones, exenciones de impuestos, tierras y un amplio margen de utilidades.

Las compañías extranjeras se apropiaron de la minería y el petróleo. En la agricultura sólo prosperaron los productos de exportación: henequén, caucho y café. En cambio, los alimentos escasearon y subieron de precio.

La divisa porfiriana: “Orden y Progreso”, sólo benefició a los grupos privilegiados del sistema y a los extranjeros. Las clases populares, obreros y campesinos fueron marginados.

Hoy, la historia parece repetirse. Detentan el poder político las empresas transnacionales y los políticos de todos los partidos que cambian de puestos, designan sucesores a sus cónyuges y parientes o se reeligen, Son de inversionistas extranjeros las principales minas, industrias y el petróleo; los alimentos básicos están olvidados y sólo se atienden los productos de exportación.

Las ganancias provienen de los recursos naturales y los bajos salarios.

Reflexionar sobre la realidad no es subversivo: es un llamado por un gobierno que se ocupe de la paz y del progreso equitativo, de la invención y la tecnología nacionales, y de la reactivación del campo.

Cada día aumentan la violencia, el resentimiento popular y el descontento extremo, para desactivarlos es necesario remediar la desigualdad y recuperar la tranquilidad.

El porfiriato festejaba, obnubilado por su resplandor, el centenario de la Independencia cuando estalló la Revolución.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.