• Regístrate
Estás leyendo: El neoporfiriato
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 08:50 Hoy

Perspectiva Jurídica

El neoporfiriato

Ricardo Cisneros Hernández

Publicidad
Publicidad

Es del dominio popular que debemos estudiar la historia para entender en su justa dimensión el presente y prevenir y evitar, en lo posible, los males futuros. En ese escenario, el porfiriato contiene enseñanzas trascendentes para nuestro tiempo.

Algunos historiadores dividen ese periodo de nuestra historia en tres etapas: la primera de construcción, pacificación, conciliación, negociación.

La situación actual, cambiando lo que deba cambiarse, se parece a la que prevalecía al comienzo del porfiriato.

Esa semejanza y la forma en que Díaz resolvió aquellas condiciones son algunas de las causas de la añoranza de muchos por Don Porfirio.

En general, el estado del gobierno, la vida socioeconómica y la perturbación de la paz pública predominantes en 1877 y, mutatis mutandis, las que ahora vivimos hacen desear un gobierno fuerte y eficaz.

Díaz, en sus inicios, para la pacificación del país, la conciliación de las fuerzas políticas, la legitimación del gobierno y la construcción del país, se manifestó contrario al excesivo poder presidencial, a la reelección, al centralismo y autoritarismo.

Con la misma finalidad, impuso orden por medio de la fuerza, formó un gobierno plural o de coalición, negoció con la iglesia católica y con los caciques regionales; obtuvo el reconocimiento y favor internacional.

Eso hace pensar que una réplica actualizada del porfiriato es lo recomendable para atender y solucionar la problemática actual.

Pero la segunda etapa del gobierno de Porfirio Díaz se caracterizó porque el reformador antirreeleccionista se transformó en dictador autoritario, centralizador y dispensador de privilegios.

Así el porfiriato agudizó la explotación, la pobreza y la desigualdad que provocaron la tercera etapa, la de la crisis, que desembocó en las revoluciones de Madero y Carranza.

La próxima semana escribiré sobre el paralelismo de la situación actual con las dos últimas etapas del porfiriato.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.