• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 07:06 Hoy

Perspectiva Jurídica

El gobierno de los jueces

Ricardo Cisneros Hernández

Publicidad
Publicidad

“Para que no se abuse del poder es preciso que por disposición de las leyes el poder contenga al poder. Todo estaría perdido si el mismo hombre o el mismo cuerpo político ejerciera los tres poderes de hacer las leyes, de ejecutarlas y de juzgar.” Montesquieu. Por decisión presidencial y la aquiescencia de los senadores del PRI, PAN y PVEM Eduardo Medina Mora es ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El gobierno es único por necesidad; pero la historia enseña que los hombres que detentan el poder de manera individual y absoluta se corrompen y abusan, por eso siempre se han buscado fórmulas para limitar su ejercicio; sobresale, entre ellas, la división de poderes postulada por John Locke y Montesquieu. Pero a pesar de ser una norma constitucional, en México los presidentes se afanan para concentrar todos los poderes en sus personas; por eso tenemos el absurdo sometimiento de los congresos y los tribunales al poder ejecutivo.

De poco ha servido el pluripartidismo en el Congreso; los presidentes merced a las facultades constitucionales y metaconstitucionales, y las negociaciones entre partidos se han impuesto.

Así, pues, el ideal de tener un poder legislativo independiente y fuerte, sin menoscabo de la sana colaboración, no ha fructificado. Ahora la esperanza de que la división de poderes opere como un sistema de frenos y contrapesos radica en el Poder Judicial. En efecto, la SCJN resuelve las acciones de inconstitucionalidad de las leyes promovidas por los senadores, los diputados o el Procurador de la República y las controversias de competencia entre los cuatro órdenes de gobierno; el Tribunal Electoral, los conflictos electorales; y los Tribunales Colegiados, los amparos.

Los efectos de la Jurisprudencia son generales, con excepción de la materia fiscal. Por último, todos los jueces, federales y locales, están obligados a observar la Constitución y los tratados internacionales de derechos humanos sobre las leyes federales y locales.

Así, me parece, se ha instituido el gobierno de los jueces, y con ello la esperanza de acotar legal y razonablemente al presidencialismo; por eso es delicado que los ministros se elijan con criterios de conveniencia política porque se anula esa expectativa y se debilita, aún más, la confianza y credibilidad de la justicia en el momento que más se requiere que sea independiente y fuerte.


ciher57@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.