• Regístrate
Estás leyendo: El centro de Torreón
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 06:03 Hoy

Perspectiva Jurídica

El centro de Torreón

Ricardo Cisneros Hernández

Publicidad
Publicidad

El crecimiento de la ciudad ha provocado la reubicación de oficinas públicas y privadas, la fundación de nuevos centros comerciales y la emigración de los habitantes del centro hacia las nuevas colonias; eso más la invasión del comercio ambulante, la prostitución y el abandono de los servicios públicos han provocado el deterioro grave y, hasta ahora, incontenible del Centro Histórico.

Por eso, son encomiables los esfuerzos realizados para rescatar su dignidad e importancia social, cultural y económica.

Sobresalenla restauración del Teatro Martínez, La Casa del Cerro, El Parque de los Fundadores, los museos del Ferrocarril, del Algodón y el Arocena; El Teatro Nazas; los edificios de La Opinión Milenio y El Siglo de Torreón; Así como el Edificio del Banco de México, la Presidencia Municipal y su macroplaza.

A esa tarea se han sumado de manera importante el Colectivo Moreleando, cuyo objetivo primordial es la revitalización de la avenida Morelos como el eje fundacional de las actividades sociales y culturales; y la voluntad del gobierno municipal para renovar la infraestructura de esa avenida.

Sin embargo, apesar de las obras realizadasy el afán ciudadano, el denominador común en el Centro es la decadencia y el abandono. Por ello es urgente el establecimiento y ejecución de una política pública que defina la vocación del Centro Histórico, su rescate y desarrollo.Para eso es necesario hacer el planteamiento científico y técnico del problema y de sus posibles soluciones.

Esto es, la definición integral del problema su origen y efectos; y la proposición de soluciones realizables económica, técnica y socialmente.

Se requiere, necesariamente, de la organización y conducción gubernamental pero también y de manera sobresaliente de la participación efectiva de la ciudadanía; y que dicho binomio actúe de manera objetiva y realista para la comprensión multilateral del problema, la propuesta y la ejecución de las soluciones.

Esa tarea debe de ser convocada y coordinada por el Municipio ydeben de participar el Estado y la Federación, las cámaras de la propiedad urbana y del comercio, las instituciones culturales y los colegios de profesionistas.

Todos con el compromiso real de trabajar sin protagonismos ni intereses personales o de gremio. Sin una política pública los esfuerzos y obras aisladasserán asfixiados por la decadencia generalizada del Centro Histórico.

Torreón reclama esa obra de gran aliento.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.