• Regístrate
Estás leyendo: Sánchez en España ¿no quiso o no pudo?
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 06:19 Hoy

Opinión

Sánchez en España ¿no quiso o no pudo?

René Sánchez Juárez

Publicidad
Publicidad

En una entrevista con La Sexta en el programa Salvados, Pedro Sánchez habló por primera vez después de su renuncia como Secretario General del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

La entrevista toma lugar después de que la Gestora acordara dar el voto de abstención para que con ello el candidato del Partido Popular pudiera lograr la investidura y convertirse en el Jefe de Gobierno de España.

Las revelaciones van desde que Mariano Rajoy le pidió no solamente el apoyo para lograr la investidura a través de la abstención, sino también el apoyo de los socialistas una vez que ejerciera el poder, aunado a la presión de los dueños del diario El País y de Telefónica para conformar un gobierno conservador, afirmó: "No me reuní con Cebrián, pero sí con responsables de El País y me dijeron claramente que o Rajoy, o la línea editorial de El País no iba a ayudar para que hubiera un gobierno progresista liderado por el PSOE'".

En cuanto a sus compañeros de partido pide respeto tanto para los que votaron "No" como aquellos que optaron por la abstención. Lo más interesante es que ya piensa en su regreso. Sánchez sabe que esta fue la última vez que su partido servirá como soporte a un régimen político oligárquico como es el español.

Sin embargo, lo que más llama la atención y que no es muy común en la clase política, ya sea mexicana o española, es aceptar que se equivocaron en alguna decisión, eso lo hizo Pedro Sánchez, reconocer que se equivocó al no hacer un gobierno de coalición con Podemos y sólo pensó en aliarse con Ciudadanos.

Como lo comentábamos en aportaciones anteriores, Pedro Sánchez tuvo la oportunidad que le dieron los votantes a los partidos de izquierda de conformar un gobierno progresista, contrario a lo propuesto por el PP que volverá a gobernar España, no lo hicieron así y les dejó en una segunda votación la oportunidad a los conservadores de retener el gobierno.

Sánchez ya prepara nuevamente su capital político para emprender su candidatura, tiene tiempo para construir un nuevo liderazgo, derivado del fracaso que pueda resultar de la gestión de Rajoy, ya que no se espera nada positivo de este nuevo período de gobierno; sin embargo, lo que tal vez no pueda reconstruir sea su credibilidad ante el electorado o su capacidad de negociar con otros partidos de izquierda, la configuración de un nuevo frente político para vencer a la dupla de derechas, representada por el PP y Ciudadanos.

En esta entrevista Pedro Sánchez trata, no sólo de deslindarse de las decisiones de su partido y de justificar su dimisión forzada sino sobre todo lograr que se le otorgue el beneficio de la duda, en su futura intención de regresar a la dirigencia del PSOE. Sin embargo; el tratar de "lavarse la cara" no es suficiente, pues Sánchez deja viva la interrogante de qué pasó en su gestión. ¿No quiso o no pudo evitar un periodo más del PP? Hoy se presenta como la "víctima" de los poderes económicos de España, mañana deberá presentarse como el líder que necesita su partido para no desaparecer del escenario político electoral.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.