• Regístrate
Estás leyendo: La renegociación del TLCAN
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 09:51 Hoy

Opinión

La renegociación del TLCAN

René Sánchez Juárez

Publicidad
Publicidad

Este fin de semana terminó la primera mesa para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte -TLCAN- en Washington, donde representantes de los tres países, Estados Unidos, Canadá y México se reunieron para revisar temas de reglas de origen, soluciones comerciales para antidumping y subsidios, transparencia y anticorrupción, protección de la propiedad intelectual, servicios financieros e inversión; además de otros temas como comercio fronterizo de personas, comercio digital, telecomunicaciones, textiles, manipulación cambiaria, empresas propiedad del Estado, buenas prácticas regulatorias, bienes y entrada temporal de personas, con las intenciones de reformar cláusulas buscando un comercio justo para todos los involucrados.

La firma del TLC se llevó a cabo en la administración de Carlos Salinas de Gortari en 1994. Con el paso del tiempo, algunas cláusulas han resultado en desventaja para algunos países, hecho que vislumbró Donald Trump y lo convirtió en uno de los ejes de su campaña, prometiendo a los electores su revisión, para elevar el número de empleos, así como fortalecer a su industria nacional y repatriar capitales para recuperar la economía de su país.

En ese sentido puede ser que por primera vez una acción del gobierno de Donald Trump pueda resultar en un beneficio para los trabajadores mexicanos, sobre todo del ramo automotriz. Cabe señalar que México es el último lugar de los 35 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). La mano de obra fue la peor pagada durante 2016. México debe elevar el costo de su mano de obra, para que ésta deje de ser una ventaja contra los trabajadores de los países vecinos.

Otro de los asuntos principales que se abordaron en esta primera mesa de negociaciones fueron las reglas de origen, en ese sentido, las compañías que quieran beneficiarse del TLCAN deben cumplir con el requisito de contar con el 62.5% del contenido de sus productos, que debe ser norteamericano en el caso de los automóviles y del 60% para otros componentes.

Dentro de esta primera ronda se encuentra lo referente a la resolución de conflictos, que actualmente es a través de tribunales independientes compuestos por integrantes de los países en conflicto, esto se contempló en la cláusula 19 del TLC en 1994; con la eliminación de esta cláusula los exportadores estadounidenses se evitarían ir a un organismo binacional por alguna queja de México o Canadá y sólo tendría que responder a sus autoridades nacionales. Por eso el gobierno norteamericano busca eliminar este capítulo de paneles binacionales proponiendo que las disputas comerciales se resuelvan en las cortes. Este apartado también ha sido defendido por Canadá que incluso ha condicionado su permanencia en el TLCAN si fuera modificado como lo pide EEUU.

Las negociaciones continuarán en México a inicios de septiembre. Cabe hacer mención que tanto Canadá como Estados Unidos alguna vez han manifestado que, de no continuar en el TLCAN, ellos no tienen mayor problema. La pregunta es si México podría aguantar la salida del tratado comercial.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.