• Regístrate
Estás leyendo: EU y la revolución de género
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 07:57 Hoy

Opinión

EU y la revolución de género

René Sánchez Juárez

Publicidad
Publicidad

El fin de semana pasado tomó protesta como el 45° presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump. Un día que fue marcado por la pobre asistencia de ciudadanos que acompañaron al recién envestido mandatario.

La asistencia se puede interpretar como un respaldo social al nuevo mandatario, por lo que, en noticiarios y redes sociales, comenzaron con las comparaciones del Inauguration de Obama de 2009 con ésta de Trump 8 años después, donde se nota la poca convocatoria que obtuvo.

El respaldo social es fundamental para que cualquier Jefe de Estado, pueda comenzar su gestión de gobierno y que sirva para legitimar sus acciones.

Lo que observamos en EEUU es que esta administración no contará con esta legitimidad, y es que mientras su sistema electoral no se modifique y permita que aquel que gane la mayoría de los colegios electorales gane la elección, incluso si pierde el voto popular, como fue el caso de esta elección, provocará que lleguen a la Casa Blanca presidentes sin el arraigo popular e ilegítimos.

No pasaron ni 24 horas para que se manifestara el descontento ciudadano por la llegada de Donald Trump, con una manifestación Women's March, que tuvo lugar en diversas ciudades de Estados Unidos y en algunas partes del mundo, incluso con mayor convocatoria en Whashington que la Inauguration de Trump.

Una marcha que solicitaba respetar a todas las minorías que integran el país, a mujeres, afroamericanos, inmigrantes, musulmanes, homosexuales.

La llegada de Trump ha impulsado nuevos bríos en Europa, donde es bien visto que las acciones que pretende instaurar sean en contra de la comunidad inmigrante y de persecución religiosa. La ultraderecha europea liderada por Marie Le Pen, aspirante a la presidencia de Francia festeja las acciones de Trump e invita a los demás líderes a emular su nacionalismo y exiliar aquellos que no comparten su visión.

Tal y como lo prometió, de las primeras acciones de Trump fue despedir a los embajadores de todas las representaciones de EEUU en el mundo, para poder instrumentar su agenda diplomática; firmar una orden ejecutiva para eliminar una de las más grandes políticas de Obama, en materia de seguridad social; y como en política la forma es fondo se ha eliminado la página en español de la Casa Blanca, con lo que demuestra que no habrá más pluralidad.

Hoy son las mujeres quienes encabezan una oposición real a Trump, tal y como dijo la actriz Scarlett Johansson "Presidente Trump, yo no le voté. Dicho esto, respeto que sea el presidente y quiero apoyarlo, pero primero le pido que usted me apoye a mí, apoye a mi hermana, a mi madre, a mi mejor amiga, a toda la gente que espera ansiosa a ver cómo su próxima maniobra puede afectar drásticamente sus vidas" Las minorías estarán ahí, presentes y vigilando el actuar de Trump, y será decisión suya si quiere comenzar una revolución en su contra o ser más plural o tolerante.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.