• Regístrate
Estás leyendo: España puede cambiar
Comparte esta noticia
Domingo , 17.06.2018 / 18:50 Hoy

Opinión

España puede cambiar

René Sánchez Juárez

Publicidad
Publicidad

Las elecciones del 20-D en España dejaron dos cosas claras, el fin del bipartidismo que habían protagonizado el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que después de la dictadura franquista habían arribado al poder intermitentemente. La otra fue el papel que han desempeñado nuevas fuerzas políticas como Podemos quienes en sólo dos años han conseguido ser la tercera opción para los españoles y hoy podrían ser quienes inclinen la balanza.

Precisamente debido a los resultados de la votación y de acuerdo al sistema electoral español, no se han podido poner de acuerdo para organizar el próximo gobierno ya que no existen los puentes para generar una coalición.

Los escenarios para los partidos tradicionales son diferentes, mientras que Mariano Rajoy ha declinado mantenerse en la pelea, Pedro Sánchez del PSOE tiene la oportunidad de convertirse en el próximo presidente con la ayuda de Podemos e Izquierda Unida (IU).

El Secretario General de Podemos, el politólogo Pablo Iglesias ha manifestado: "Hemos dicho que es posible que los más de cinco millones de votantes que dieron su confianza al PSOE, y los seis millones que apostaron tanto por Podemos y las confluencias en las que participamos como por IU-Unidad Popular, vean satisfecha su aspiración de que España cuente con un gobierno plural y progresista."

La propuesta de Iglesias a Sánchez de apoyarlo para encabezar el gobierno, incluye obtener la vicepresidencia para el Secretario General de Podemos y algunos ministerios. Sin embargo, por antagónico que suene podría estar también la posibilidad de una coalición entre el PP y el PSOE como el mismo Pablo Iglesias lo manifestó: "Es legítimo que el PSOE prefiera entenderse con Ciudadanos y con el PP antes que con nosotros, pero debe respetarse que nosotros nos dejemos la piel para intentar un Gobierno de progreso."

La decisión recae totalmente en el PSOE al tener que definir con quién hacer un gobierno, por un lado la derecha española, el mismo aparato que tanto ha criticado por los escándalos de corrupción, lo que significaría un continuismo en la política española, donde ahora el bipartidismo volvería sólo para ser visto como uno solo. Por otro lado esta hacer gobierno con Podemos e IU, lo que representaría un gobierno coherente y legítimo, ya que los ideales de izquierda los unen aún con sus diferencias tácticas.

Estamos ante el escenario en el que se tendrá que definir, si las coaliciones serán entre los actores políticos de siempre o se construye una alianza más acorde al mandato de las urnas con los partidos que impulsen un verdadero cambio en el proyecto de gobierno.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.