• Regístrate
Estás leyendo: El legado de Fidel
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 10:29 Hoy

Opinión

El legado de Fidel

René Sánchez Juárez

Publicidad
Publicidad

Hablar del Siglo XX y no hablar de la participación de Fidel Castro como un referente para entender la historia del siglo pasado es no reconocer el peso fundamental que tuvo en el ámbito internacional el comandante cubano.

Diciembre de 1956, cuando a bordo del bote "Granma" partieron de México hacia la isla caribeña 81 jóvenes, con la esperanza de hacer un cambio en su nación, entre ellos los hermanos Fidel y Raúl Castro, así como Ernesto "Che" Guevara. Con esa ilusión comenzaría lo que sería una de las revoluciones socialistas más emblemáticas, solo después de la rusa.

Al inicio de 1959 es cuando triunfa la revolución socialista y con ello se modificaría el mapa geopolítico, la política Monroe, de "América para los americanos" se veía opacada, las extradiciones de empresarios estadounidenses de la isla, así como cancelar sus privilegios fue motivo suficiente para echar abajo las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba y comenzar con el mayor bloqueo comercial que se tenga registro.

El apogeo de la isla iba de la mano con el crecimiento de la URSS, así como el enfrentamiento al "imperio", como con la crisis de los misiles y el asalto a Bahía de Cochinos, el éxodo de Mariel, donde 120,000 cubanos huyeron a EEUU. Sin embargo; el principio del fin fue la caída del Muro de Berlín, el colapso de la Unión Soviética y con ello las crisis en Cuba.

El papel de Fidel Castro puede verse desde diversos ángulos, de estadista, de líder social, de Jefe de Estado, Jefe de Gobierno, revolucionario y hasta dictador como lo llamaron sus enemigos.

Las acciones que emprendió en la isla para obtener beneficios para sus ciudadanos en materia de salud, vivienda, educación son de los más altos no sólo en Latinoamérica sino en el mundo.

Con el tiempo, no tuvo opción más que dejar el poder a su hermano Raúl, quien ha tenido la oportunidad de poder ampliar las libertades en la isla, así como una mejoría en las relaciones diplomáticas con el resto del mundo, incluyendo a los Estados Unidos.

Desde el año pasado, Castro y Obama reanudaron las relaciones diplomáticas, así como la voluntad para levantar el bloqueo económico que tanto atraso ha traído a los cubanos. La otra realidad es que los demócratas no estarán en el poder los próximos 4 años, lo que deja cierta incertidumbre a los disidentes cubanos así como a los socialistas sobre el futuro inmediato de Cuba.

Trump, consistente a su discurso nacionalista, en Florida ha dicho que continuará con el bloqueo, pero por otro lado tendrá que lidiar con los empresarios que ven en Cuba una oportunidad para hacer negocios, así como poder explotar los conocimientos en materia de salud y farmacéutica, por lo que se ve difícil que pueda echar atrás la política que inició Obama.

Tal vez para Cuba lo peor que podrá pasarle después de perder a su líder moral, será la llegada de Trump, que pareciera que vive en tiempos de la "guerra fría"; sin embargo, los cubanos han superado crisis peores y esperamos que esta guerra de ideologías llegue a su fin por el bien de Cuba.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.