• Regístrate
Estás leyendo: Carmen Salinas
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 03:28 Hoy

Muy franco

Carmen Salinas

René Franco

Publicidad
Publicidad

La imagen de Carmen Salinas está en peligro de naufragar. Y con ello puede crear un efecto avalancha que afecte a los que la nombraron diputada por el PRI.

Por el momento no se ve ninguna manera de lograr que la diputación de Carmen Salinas sea aceptable ante los ojos del público. El efecto "popular" también trabaja a la inversa.

Carmen Salinas es un genial faro distractor con el que algunos políticos festejan, porque es capital mediático. Mientas ella capta la atención, ellos hacen lo que les viene en gana.

Pero no basta. Hay tres problemas serios:

1) Los servidores públicos devengan un salario público, y deberían justificarlo. De otra manera es peculado, y la única manera de no verse afectado por ello es el fuero, tan impopular en este país.

2) Atrajo a muchos políticos con sus monólogos en Aventurera, pero su popularidad radicó precisamente en despedazar lo que ella está haciendo ahora: la política de los amigos y los influyentes. Cuando ese sea el tema, el panorama se le pondrá peor. El asunto es insalvable, a menos que el partido comience a entrenarla, controle lo que declara y le ponga dos o tres propuestas para justificar su presencia.

3) Carmen desconoce todos los ángulos que su vulnerabilidad representa para el capital político de los enemigos de su partido.

En su tiempo, Silvia Pinal pudo explicar sus logros a favor de gremio de los actores, pero Carmen está bajo permanente ataque, y esta vez no basta esa manera dicharachera y sabrosa al estilo de sus películas para sacudirse la presión. Tomen en cuenta que la señora Salinas es una maestra de la manipulación de medios, pero solo en la fuente de espectáculos, no la política. Sin contar hackers y trolls, que pueden tomar cualquiera de sus ocurrencias y convertirlas en asuntos de interés nacional.

Tal vez por eso, en un acto que jamás se hubiera esperado, cerró su cuenta de Twitter. Tal vez por primera vez sintió el calor de la prensa.

Este es solo el principio, e insisto: la situación se aprecia insalvable. Veamos hasta dónde llega este nuevo capítulo de la tragicomedia nacional.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.