• Regístrate
Estás leyendo: ¿Veremos el Mundial en la oficina?
Comparte esta noticia

Vivir como reina y gastar como plebeya

¿Veremos el Mundial en la oficina?

Regina Reyes-Heroles C.

Publicidad
Publicidad

México se detiene cada cuatro años durante un mes por el Mundial. No importa si somos o no futboleros, la pasión nos gana y faltamos al trabajo.

Este año, muchos partidos se transmiten en pleno horario laboral. ¿Qué tanto ausentismo habrá?

Según el estudio “El impacto financiero por ausencia de empleados en México” de Kronos Latinoamérica, 67 por ciento de los mánagers notan ausencias no planeadas en lunes o viernes, antes o después de eventos deportivos. Estas faltas no programadas cuestan a las organizaciones 8.7 por ciento de su nómina al año.

De hecho, “el mood de los empleados cambia según el resultado de su equipo”, me dijo Gerardo García Rojas, director de Consultoría en Mercer México.

Por eso, 86 por ciento de las compañías en México tiene un plan que permita a los empleados ver los partidos del Mundial, de estos, 80 por ciento lo contempla solo para los juegos de la selección nacional (que solo será uno, pues dos son en fin de semana). El resto, 20 por ciento, dejarán ver todos los juegos sin importar quién patee el balón, según la Encuesta Mundialista de Mercer.

Algunas permitirán ver el partido en sus instalaciones, “en espacios adecuados y colocando pantallas”, me explicó Gerardo. Incluso se podrá usar la camiseta de la selección, habrá snacks y bebidas, darán regalos relacionados a la Copa del Mundo, y hasta organizarán una quiniela o torneos internos de futbol. Ojo, solo 1 por ciento de las empresas, según la misma encuesta, dejará a sus empleados quedarse en casa a disfrutar el partido y trabajar vía remota. ¡Esos suertudos!

“Esto refleja un interés real de las empresas porque sus empleados estén contentos y se traducirá en que hablen bien de su empresa. Se ve un esfuerzo por ofrecer propuestas de valor”, me refirió Gerardo. ¿Por qué tanto apapacho?

“Empleados comprometidos dan mejores resultados, hay una relación entre el compromiso y la productividad”, me señaló Gerardo. El empleado comprometido habla bien de su empresa, se convierte en un gran promotor de ella y valora este tipo de propuestas, me explicó Gerardo. El empleado es un activo y cuando eso se entiende, es más fácil retenerlo. Disfrutar el Mundial en la oficina, ¿lo haría repensar su deseo de buscar otro trabajo?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.