• Regístrate
Estás leyendo: Regálame algo lindo, que sepa cuánto me quieres
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 21:35 Hoy

Vivir como reina y gastar como plebeya

Regálame algo lindo, que sepa cuánto me quieres

Regina Reyes-Heroles C.

Publicidad
Publicidad

El tema del dinero es uno meramente emocional. Toda decisión financiera está cargada de sentimientos.

Por eso, solamente, me interesa la celebración del Día de San Valentín.

Compramos para que nos quieran más, y queremos más porque nos compran algo.

A 97 por ciento de los mexicanos le gusta celebrar el Día de San Valentín, según la encuesta "Hábitos de Compra en el 14 de febrero", realizada por ComparaGuru.com y Feebo.

Un 3 por ciento de los encuestados aceptó que no le gusta celebrar este día. Confieso que yo caigo en esta minoría.

Pero, aunque 3 de cada 100 mexicanos no nos guste festejar el amor y la amistad —solo el 14 de febrero— 98.7 por ciento regala algo.

Entonces, algunos de los que no queremos festejar, terminamos sacando dinero de la cartera. Eso es pura presión social.

Solo 1.3 por ciento dijo que no compra nada para este día. Eso es coherencia. El punto es, en finanzas personales, ser fiel a lo que quieres. Si deseas gastar en chocolates para demostrarle a tu amiga que es tu mejor amiga, adelante.

No te gusta ese día y no tienes el gasto contemplado, no caigas.

Regresemos a los hábitos de compra, ¿cuánto vamos a gastar? La mayoría, 44 por ciento, piensan gastar entre 100 y hasta 500 pesos en sus detalles para mostrar el cariño. Un 37 por ciento manifestó que gastará entre 500 y hasta mil pesos.

¿Y cómo vamos a pagar? La mayoría, más de 80 por ciento, pagará estos regalos en efectivo. Pero 2 de cada 10 mexicanos utilizará la modalidad de meses sin intereses.

Por cierto, este es justo el gasto que no debes poner a meses sin intereses porque la cena romántica, la caja de chocolates, el ramo de flores y los peluches no tendrán una vida igual o más larga al tiempo que te tardarás en pagarlos.

Un gasto de entre 100 y hasta mil pesos diferido a meses en un día que no quieres celebrar es un gasto tonto.

Te gusta celebrar este día, quieres demostrar amor y lo tienes presupuestado. Gasta. El problema financiero entra por la cartera cuando se gasta sin coherencia y sin tenerlo contemplado.

Los gastos que verdaderamente reflejan tu realidad financiera —querer celebrar con regalos el 14 de febrero— son los que —si no los tienes presupuestados— desbalancean a cualquier cartera. Insisto, es cosa de coherencia.

Por último, y esta pregunta de la encuesta me encanta: ¿Consideras que en un día como San Valentín comprar un seguro de vida, médico o de auto es un acto de amor? Y 58.5 por ciento de los encuestados respondieron que sí.

Y, ¿será? ¿será que de verdad unos 6 de cada 10 mexicanos estamos dispuestos a regalar u obtener un seguro en San Valentín?, ¿cuántos, honestamente, no haríamos cara de absoluto extrañamiento si nuestra pareja llega con un sobre este domingo y nos dice: "Mi vida, te regalo un seguro de vida"?

Insisto, el dinero es un tema puramente emocional.


Twitter: @vivircomoreina

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.