• Regístrate
Estás leyendo: Ya es tiempo de poner un alto al despilfarro
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 14:53 Hoy

100 palabras

Ya es tiempo de poner un alto al despilfarro

Raúl Frías Lucio

Publicidad
Publicidad

Es grosero e insultante para los mexicanos la cantidad de millones de pesos que el Instituto Nacional Electoral (INE) propone entregar a partidos y candidatos en el 2018, seis mil 788 millones pesos, el presupuesto más alto en la historia.

Con esto, queda una vez más en evidencia que no tenemos claras las prioridades en el país, mientras la inseguridad se incrementa en todas las ciudades por la falta policías y patrullas, se le entregarán al Partido Revolucionario Institucional (PRI) un mil 689 millones de pesos.

Mientras decenas de escuelas no tienen baños ni pupitres suficientes o no cuentan con su plantilla de maestros completa, el Partido de Acción Nacional (PAN) recibirá más de un mil 281 millones en el año.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) recibirá 773 millones, mientras que tenemos servicios de salud deficientes, los pacientes no reciben sus medicamentos completos, no hay insumos para las cirugías o tratamientos.

A los adultos mayores del país se les regatea el apoyo del Programa 65 y más de 2 mil pesos bimestrales, pero el Partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) recibirá 649 millones para promover a sus candidatos.

Lo mismo pasa con los partidos esquiroles y franquicias familiares recibirán millones: el Partido Verde Ecologista de los González recibirá 578 millones; el partido Movimiento Ciudadano (MC) de Dante Delgado, le tocarán 537 millones; al partido de la maestra y su familia, Nueva Alianza recibirá 419 millones; el partido de los evangélicos, Encuentro Social obtendrá 398 millones y 376 millones para el Partido del Trabajo de Alberto Anaya.

Faltaría sumar cinco mil 300 millones de pesos que recibirán los partidos políticos en los estados donde habrá elección local, para un total de 12 mil millones de pesos. Una verdadera desgracia para el País.

La solución podría ser mucho más sencilla de lo que la hacen parecer los políticos, que el financiamiento de partidos y candidatos sea por cuenta de simpatizantes y militantes, cuidando que se legalicen y transparenten sus aportaciones para evitar que se filtre dinero del narco o de grupos de interés particular.

Ya basta de despilfarrar el dinero de los mexicanos.

FB: Raúl Frías Lucio
Twitter: @raulfriaslucio

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.