• Regístrate
Estás leyendo: A 24 días
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 03:30 Hoy

100 palabras

A 24 días

Raúl Frías Lucio

Publicidad
Publicidad

 “No te preguntes que puede
hacer tu país por ti,
pregúntate que puedes
hacer tú por tu país”,

John F. Kennedy.

Nadie lo puede negar, los mexicanos estamos enojados con el sistema, con el gobierno por tanta inseguridad, impunidad y la rampante corrupción que ha trastocado todos los ámbitos sociales y gubernamentales.

Es verdad que hay muchas cosas que están muy mal, pero tampoco es cierto que todo esté mal. Y no lo quiero convencer de otra cosa, ni defender a Enrique Peña Nieto, además, no lo merece, más bien quiero echar un vistazo de lo que es hoy nuestro país: somos la economía 15 del mundo, la cuarta en América, después de la de Estados Unidos (EE.UU.), Canadá y Brasil, somos el octavo país más visitado del planeta, a pesar de los altos índices de violencia. Sin duda podemos estar mejor, deberíamos estarlo.

Los mexicanos tenemos una mala percepción de nosotros mismos, dos de cada tres personas creen que estamos peor que hace 50 años; en seguridad y violencia no tengo la menor duda, estamos peor.

De acuerdo al Banco Mundial, en 1980, cada mexicano tenía un ingreso anual de 2 mil 82 dólares, en 2017 fue de casi 9 mil dólares, tres veces más. Sin embrago no podemos ignorar que más de la mitad de la población vive en pobreza.

En datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), señalan que en 1980 cada mexicano consumía proteína equivalente a 10 kilos de huevo al año, para 2017 fue de 22 kilos.

Nuestra economía se ha diversificado, en 1980 solo exportábamos petróleo, seis de cada diez pesos venían de la venta de crudo, hoy exportamos tequila, aguacate, autos, carne, flores, partes electrónicas, pantallas, celulares y muchos productos más que generan empleos formales. Sin embargo, hay que reconocer que más del 50 por ciento de la economía es informal, es decir, no aportan impuestos, pero exigen servicios.

Hace 40 años, los mexicanos tenían que hacer cola en algún teléfono público para hablar por tres minutos, hablar de larga distancia era carísimo, teníamos solo cuatro canales de televisión abierta y un noticiero que decía lo que quería y como quería. Hoy podemos contratar una línea de celular y elegir de entre cuatro proveedores del servicio, se puede hablar a EE.UU. y Canadá por horas por el mismo costo y podemos tener decenas de canales de televisión y una conexión de internet para ver lo que quieras a la hora que quieras.

El próximo 2 de julio los mexicanos seremos los mismos, gane quien gane, y los cambios prometidos por los candidatos no se van a dar de la noche a la mañana, temas como la seguridad, impunidad, combate a la corrupción, una mejor educación, tendrán que pasar algunos años, quizás sexenios para empezar a ver cambios ofrecidos. La velocidad de cambios podrá ser la diferencia y ahí es donde nuestro voto deberá contar. Ya solo faltan 24 días.

FB: Raúl Frías Lucio
Tw: @raulfriaslucio

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.