• Regístrate
Estás leyendo: Política y Deportes
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 19:19 Hoy

Contragolpe

Política y Deportes

Raúl de la Cruz

Publicidad
Publicidad

No tengo la menor duda de que el deporte es un asunto que poco o nada les importa a la mayoría de los políticos, sobre todo, para los que inician campaña para este fin de mes. Le he dado seguimiento a la mayoría de las actividades de todos los candidatos de todos los partidos políticos e “independientes”. Y ninguno, absolutamente nadie ha manifestado una sola propuesta para el desarrollo de las actividades físicas y deporte. A pesar, de que el estado cuenta con una Ley del deporte. Mi experiencia con los diferentes candidatos Miguel Castro es un deportista consumado pero tengo mis dudas sobre sus conocimientos con relación a políticas deportivas; Carlos Orozco es que tiene más experiencia. Fue nadador, dirigente y promotor del deporte; A Carlos Lomelí no lo conozco en el ámbito; Enrique Alfaro tuvo la gran ideota de nombrar como responsable del deporte en Tlajomulco a un mecenas de una liga de futbol mientras fue titular de ese municipio, sólo para que se den una idea de lo que sabe. En Guadalajara se dedicó hacer proselitismo con la remodelación de las unidades deportivas porque su intención fue muy clara, “antes no se hacía nada y hoy” vinieron a revolucionar. Apostaron por la organización de eventos con el firme propósito de abonarse votos para la elección. En el ámbito nacional a ninguno de los candidatos los he escuchado hablar del tema. Ni Meade, ni a Andrés Manuel, menos a Ricardo Anaya. Advierto, un sexenio fatal. Ahhh, seguramente durante las campañas van usar la imagen de algunos deportistas para la captación de votos, como lo hizo Anaya con la mediocre boxeadora Jacky Nava. Por el otro lado, no es casual aprovechar los incrementos de la canasta básica un día después de que ganan las Chivas el campeonato. Internacionalmente política es que la UEFA haga los sorteos clasificatorios para la Eurocopa de tal manera que España y Gibraltar no puedan coincidir. Política también es que Sudáfrica organice un Mundial de futbol como el de 2010 para demostrar al mundo que África puede llevar a cabo este tipo de eventos. Política también es que Qatar sea quién organice el Mundial de 2022 para así poder legitimar un régimen que no garantiza algunas de las libertades más básicas. Política también fue permitir que un régimen militar como el argentino impusiera partidos e hiciera llegar a Argentina a la gran final. Existen pruebas que evidencian que el Mundial de 1934 fue adulterado por el régimen de Mussolini para que Italia se hiciese con el título. “Al tiempo”, diría “Talancón” el filósofo del barrio.

delacruzraul@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.