• Regístrate
Estás leyendo: Matías Almeyda se mordió la lengua
Comparte esta noticia

Contragolpe

Matías Almeyda se mordió la lengua

Raúl de la Cruz

Publicidad
Publicidad

El 13 de septiembre del 2015, José Manuel de la Torre se encontraba trabajando en las canchas del Verde Valle con las Chivas. Todo parecía normal. Terminaron el entrenamiento y todos se fueron a casa. Ese mismo día, Matías Almeyda estaba afinando detalles para quedarse con las riendas del equipo con José Luis Higuera. El 11 de junio en el estadio de las Chivas, el argentino declaraba que dejaba al Guadalajara porque “lo mejor es ser honesto y tener dignidad”. Se mordió la lengua porque cuando llegó ni fue honesto, ni tampoco mostró dignidad. El colmo de la desvergüenza es cuando declara que se quedará a vivir en la ciudad porque se siente “chivahermano”. Que mentiras, no se la compro. Se queda porque buscará dirigir aquí y más porque algunos arrastrados lo mencionan para sustituir a Osorio en la selección nacional. Pero no nos engañemos. Es cierto, mostró eficiencia con cinco títulos en siete finales disputadas. Algunas severamente cuestionadas pero lo que es una realidad que el último año para el Guadalajara fue fatal. El torneo Apertura 2017 no calificó a Liguilla y terminó con tan solo 18 unidades; el Torneo Clausura 2018 terminó con miserables 15 puntos en el penúltimo lugar de la clasificación general, es decir, un año de fracaso en la Liga. El futbol es presente y el presente nos indica que Chivas iniciará el próximo torneo en las profundidades de la tabla con problemas de descenso. Posición y números indignos de la grandeza e historia del Guadalajara.

Rusia 2018.- Históricamente el primer partido es fundamental para las aspiraciones para todos los participantes. A México le tocó la más fea contra Alemania el actual campeón del mundo. En total el Tricolor ha jugado tres partidos contra los Teutones en mundiales. La historia inició durante el Mundial de Argentina 78. En ese partido nos recetaron una goliza de 0-6 bajo la dirección de José Antonio Roca; la segunda ocasión fue en los cuartos de final en el Mundial de México 86 en la ciudad de Monterrey. El encuentro terminó 0-0 pero en los malditos penaltis nos ganaron 1-4. A muchas de la figuras de aquel entonces les temblaron las piernas y finalmente se volvieron enfrentar en el Mundial de Francia 98 en los octavos, México volvió a perder por 1-2 en un partido emocionante. Es decir, los Verdes en la historia sólo le han metido un gol a Alemania por 8 que ellos nos han indilgado. Por los antecedentes, observo el panorama bastante negro. No veo por donde ganar pero si ganan México podría ser candidato.

delacruzraul@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.