• Regístrate
Estás leyendo: Los tiempos de la FIL
Comparte esta noticia

Contragolpe

Los tiempos de la FIL

Raúl de la Cruz

Publicidad
Publicidad

Son bastantes los acontecimientos que nos asaltaron durante la semana. El problema del futbol argentino y su malograda disque “súper final” de la Libertadores; el ascenso del futbol femenil; el inicio de la fase final de la Primera División, los juegos de la final de ascenso donde el nefasto de Maradona mostró el cobre al insultar a Poncho Sosa; los nominados para el fraude llamado Salón de la Fama plagado de traiciones, compromisos e intereses personales, regenteados por un extranjero traidor y por un pseudo periodista que se auto ingresó en su momento y por supuesto la Feria Internacional del Libro.

Se supone que la FIL es la fiesta de la lectura y la cultura en todas sus manifestaciones. Por desgracia cambió. Se ha convertido en una plataforma política donde los políticos son los protagonistas por encima de los autores. Es una desgracia que una expresión corriente y vulgar haya sido la nota de la feria tanto local como nacional e internacional. La FIL es un monstruo de mil cabezas, es insuficiente su cobertura. Los libros ya no son las estrellas del evento, justamente ahora son los eventos los que determinan el rumbo de la feria. Los hay de todos colores y sabores para todo tipo de personas. En 32 años de existencia ha sufrido una monstruosa transformación. Para bien o para mal es para un serio análisis de los organizadores. No siempre la cantidad es sinónimo de calidad. Saturar el espacio con acarreo escolar tiene sus consecuencias porque al final de cuentas los chavos van al desmadre. Ni consumen libros ni tampoco asisten a los eventos, conferencias o ceremonias de reconocimientos. Ocasionan una muchedumbre peligrosa a punto de explotar, a punto de ser incontrolable. Los servicios de atención de emergencia son insuficientes, no existe cardio protección, un miserable desfibrilador no es suficiente.

Por el otro lado, habrá que consignar que la FIL se ha actualizado cuando inició ni siquiera existían los teléfonos celulares, hoy son elementales, sobre todo los Smart, como también las Tables y los Laptop. Algo tiene que suceder para hacerla más eficiente y dinámica, pero sobre todo más segura en todos los aspectos. Durante la semana recorrí sus pasillos en diversas ocasiones en búsqueda de títulos especializados en deportes. Pocos, contados. Me decepcionó la propuesta de Portugal, pensé que por lo menos traerían alguna biografía de Cristiano Ronaldo. Argentina y España continúan como líderes en materia de literatura del deporte. Una lástima, no haber encontrado algo de Ariel Scher, autor argentino de gran calidad en cuento y crónica literaria. Luego profundizaré en los demás temas.

delacruzraul@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.