• Regístrate
Estás leyendo: Embaucadores profesionales
Comparte esta noticia

Contragolpe

Embaucadores profesionales

Raúl de la Cruz

Publicidad
Publicidad

Todos las Copas del Mundo tienen una particularidad. Rusia 2018 no podría ser la excepción porque aquí lo inusual fueron los resultados sorpresivos. Impensable la eliminación de Alemania y Argentina en la primera ronda. Los triunfos de México y Corea del Sur sobre los teutones cuatro veces campeones del mundo. La misma eliminación de los argentinos con su gran figura Lionel Messi. Nos obstante, había que puntualizar que las distancias poco a poco se van diluyendo. Las diferencias en los marcadores finales ya no son tan escandalosas como en otros mundiales, con la salvedad del 5-0 de Rusia sobre Arabia y el 5-2 de Bélgica ante Túnez. La mayoría de los partidos han terminado con una diferencia de un solo gol, o en su efecto empate a uno. En lo personal, Messi continúa siendo la decepción más importante porque lo ha ganado todo con el Barcelona y poco o nada con su selección; la revelación, sin lugar a dudas, es el francés Kylian Mbappé Lottin, un muchacho de apenas 19 años que juega en el París Saint-Germain de la Liga de Francia que seguramente los argentinos jamás lo olvidarán porque les metió dos goles y provocó un penalti. En lo colectivo me quedo con ese futbol de clase que desplegó España que solo le alcanzó para los octavos de final. Los españoles fueron eliminados en tanda de penaltis. De México…los mismo de siempre. Considero, les perjudicó el triunfo contra Alemania porque consideraron que ya la tenían ganada. Se habló bastante, se dijo cualquier barbaridad pero Corea del Sur los ubicó en su realidad, un triunfo que escondió sus defectos pero que fueron evidenciados contra Suecia. Los Vikingos sencillamente les mostraron su estatus en el futbol mundial; Brasil, les dio la puntilla. Meritorios las dos victorias pero de nueva cuenta se puso en evidencia la falta de identidad del futbol nacional. El Tricolor juega conforme a los tiempos del entrenador en turno. Ahora fueron las malditas rotaciones y cuando integró un equipo base, algo que estuvieron clamando los jilgueros de la televisión encapuchados con la etiqueta de “especialistas”, ¡Zas! Tremendo batazo en la nuca. No pasaron de las mismas. Los aficionados lloran las eliminaciones porque siempre les generan expectativas fuera de lo normal y de ello son responsables los televisivos, los mentados “especialistas” que solo vienen a embaucar y darles atole con el dedo, sobre todo, los extranjeros. El futbol mexicano precisa de identidad como la tienen los uruguayos, argentinos, ingleses, españoles, alemanes. Los arrastrados ya están promocionando a Matías, ¡por favor! Que se largue a su país, allá lo necesitan más.


delacruzraul@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.