• Regístrate
Estás leyendo: Una ley que faltaba por discutir
Comparte esta noticia
Domingo , 17.06.2018 / 18:32 Hoy

Matriz Energética

Una ley que faltaba por discutir

Raquel Turrubiates

Publicidad
Publicidad

Hoy se discute en el Senado la Ley de Transición Energética, una ley que estaba pendiente de discusión; esta ley no es menor, por varias razones.

Primero: los estados que no tienen potencial energético en hidrocarburos están apostando al desarrollo de fuentes alternas no contaminantes de energía; un ejemplo claro de ello es Durango, que como muchos otros estados están aprovechando el cambio en el sector energético para diversificar su matriz energética y la del país.

Segundo: la ley no es menor porque impacta directamente al aparato productivo nacional. ¿Por qué? Pues porque la Ley de Transición Energética (LTE) contraviene la tesis central de la Reforma Energética en su tesis principal.

Si recordamos los argumentos de por qué era necesaria una reforma en el sector energético del país, los promotores de la reforma dijeron que porque al haber más competidores en el sector, los costos para los usuarios finales se abatirían; incluso en 2015 la Comisión Federal de Electricidad anunció la reducción de tarifas eléctricas para el sector industrial, comercial y doméstico.

Si la LTE se aprueba hoy por el Senado como la mandó la Cámara de Diputados, se espera un incremento en el costo de energía para las empresas a las que se les obligará a utilizar un mínimo de “energías limpias” o de lo contrario se tendrán que pagar certificados de emisión o pagar multas.

Si bien es cierto que muchos estaban esperando la aprobación de esta ley, otros sectores que piensan que esto le pasará una factura importante al sector industrial quien terminará pagando el costo de la transición energética, y algunos críticos señalan que faltan metas claras para las energías renovables en la LTE.

Lo cierto es que en materias de renovables aún falta mucho por hacer en el país; solo alrededor del 6% de la generación de energía procede de renovables, y esto sí abre una posibilidad en el sector energético.

Unos ejemplos son el nuevo parque solar de Iberdrola, el quinto de la empresa española en el país; o la firma entre Acciona, otra empresa española de generación de energía eléctrica mediante renovables, y CFE para la generación de proyectos conjuntos para la generación de electricidad mediante proyectos eólicos, fotovoltaicos o hidroeléctricos.

Esta firma es importante además porque es un ejemplo claro de una asociación público privada, una forma de asociación que habrá que explorar más y desde la que se podrán hacer cosas importantes para el sector energético del país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.